Menú

El 15 ideal de la Copa del Mundo de rugby

Con nueve jugadores entre ambas, las finalistas Sudáfrica e Inglaterra copan el equipo ideal.

0
Con nueve jugadores entre ambas, las finalistas Sudáfrica e Inglaterra copan el equipo ideal.
Duane Vermeulen, el MVP de la final del Mundial de rugby. | Cordon Press

Los 45 partidos (se cancelaron tres de los 48 previstos) de la Copa del Mundo de rugby han propiciado una clasificación en correspondencia con el estado de forma de los favoritos. Tres selecciones por encima del resto, que únicamente han cedido derrotas entre ellas. Una cada una, no siempre igual de oportunas.

Aunque la elección de un equipo ideal en cualquier deporte es, más que un acto de injusticia con los presentes, un gesto injusto hacia los ausentes, después de mes y medio de torneo resulta inevitable. Éste es el XV del Mundial, con algunas menciones especiales:

15. Beauden Barrett (Nueva Zelanda)

El mejor jugador para World Rugby en 2016 y 2017 ha pasado la mayor parte del torneo como zaguero, en lugar de apertura. Poco ha importado. Tampoco que no haya sido el Mundial de los All Blacks. Cuanto más cerca del balón ha permanecido el mayor de los Barrett, más altas han sido las posibilidades de victoria neozelandesa en cada partido.

14. Cheslin Kolbe (Sudáfrica)

El pequeño ala del Stade Toulousain posee la capacidad de deshacerse de defensores en una baldosa. Su ensayo en la final contra Inglaterra es la mejor muestra de su habilidad. El heredero de Shane Williams que añoraba el rugby mundial.

13. Manu Tuilagi (Inglaterra)

Tras años de intermitencia e inconsistencia, por fin, asentado en el XV de la Rosa. Su actuación en la semifinal ante Nueva Zelanda fue el perfecto ejemplo individual de lo que está hecha la selección de Eddie Jones.

12. Damián de Allende (Sudáfrica)

Si Lukhanyo Am ha liderado en ataque el mediocampo Springbok, el primer centro de abuelos españoles (hubiese podido jugar en el XV del León) ha sido un muro y en ocasiones un ariete contra las defensas rivales. El noveno delantero sudafricano durante el torneo.

11. Kotaro Matsushima (Japón)

Junto a un Kolbe indiscutible, sólo un ala para el eléctrico jugador japonés nacido en Sudáfrica y el galés Josh Adams, máximo ensayador del campeonato. Un hat-trick en la inauguración de su Copa del Mundo marcó el camino de Japón en una actuación histórica.

10. George Ford (Inglaterra)

El 10 de Inglaterra en los dos últimos partidos de la competición. En la final y, de manera especial, en la semifinal, en la que dirigió a su equipo de forma magistral junto a Ben Youngs, con Owen Farrell por fuera.

9. Yutaka Nagare (Japón)

Aún más pequeño que Faf de Klerk y menos poderoso físicamente, el diminuto medio melé de 166 centímetros compensa su tamaño con una técnica excelente. Además, el estado de forma con el que ha disputado el Mundial celebrado en su país le ha permitido dirigir a los Cherry Blossoms más allá de la fase de grupos por primera vez en la historia.

1. Tendai Mtawarira (Sudáfrica)

Debutante en 2008, la Bestia fue la gran incorporación de Sudáfrica durante la restructuración que la selección experimentó tras la victoria en Francia 2007. Un campeonato excelente del veterano, sobre todo en la disputa del balón y en melé, sin forzar como portador del oval fuera de ella.

2. Ken Owens (Gales)

Uno de los líderes indiscutibles de la delantera galesa, el capitán de Scarlets ha estado durísimo en el contacto durante todo el torneo. Los jugadores fiyianos siguen preguntándose cómo no fue expulsado en su partido de la fase de grupos. A un nivel altísimo en todas las fases de balón parado.

3. Kyle Sinckler (Inglaterra)

Su golpe en el segundo minuto de la final no sólo supuso una conmoción para él, obligado a abandonar el partido, también para toda la selección inglesa, forzada a readaptar su plan original, para el que Sinckler es indispensable. Pesadilla dentro y fuera de la melé, por momentos, con manos de tres cuartos.

4. Maro Itoje (Inglaterra)

Si nada cambia, el próximo capitán de Inglaterra. Cuando está bien, hay muy pocos delanteros que se le puedan comparar. Durante el Mundial ha estado excelente. Su físico ha marcado la presencia del XV de la Rosa en la línea, el éxito de todo el equipo en cada fase del juego, en cada partido.

5. Alun Wyn Jones (Gales)

El capitán de Gales es el jugador en activo con más internacionalidades, seguramente el mejor segunda línea del planeta y uno de los grandes líderes del rugby sobre el terreno de juego. Su Copa del Mundo, como su Seis Naciones, ha rozado la perfección.

6. Ardie Savea (Nueva Zelanda)

Junto con Barrett, el mejor All Black en Japón. Enormemente poderoso en el contacto, rapidísimo. Tal vez, en su mejor estado de forma para romper la línea de la ventaja, incluso más determinante que Pieter Steph Du Toit, flamante jugador del año para World Rugby, y Tom Curry.

7. Sam Underhill (Inglaterra)

Si todo va bien, la sociedad Underhill & Curry tendrá otras dos Copas del Mundo para continuar secando ataques rivales. El pequeño flanker de Bath crece partido tras partido a las órdenes de Eddie Jones. Incansable todo el campeonato. Más determinante incluso que Siya Kolisi.

8. Duane Vermeulen (Sudáfrica)

Todo el torneo a la sombra de Siya Kolisi y Pieter Steph Du Toit, se erigió en MVP de la final con una actuación descollante. Implacable portador de balón partido tras partido, una roca en el ruck, vive una segunda juventud.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios