Menú

El paro registrado en el INEM se dispara en más de 62.700 personas en abril

La cocina estadística del Ministerio de Trabajo sigue a pleno rendimiento. El paro creció en más de 62.700 personas en abril, corrigiendo los efectos del calendario, algo que el Ministerio de Economía sí hace, pero Corbacho oculta. Además, el maquillaje esconde 482.000 desempleados más.

0
Economía cuestiona las estadísticas de Corbacho Los protagonistas

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

La cocina estadística del Ministerio de Trabajo sigue a pleno  rendimiento. El paro creció en más de 62.700 personas en abril, corrigiendo los efectos del calendario, algo que el Ministerio de  Economía sí hace, pero Corbacho oculta. Además, el maquillaje esconde 482.000  desempleados más.

El Ministerio de Trabajo ha hecho públicos este martes los datos de paro registrado en los Servicios Públicos de Empleo (antiguo INEM) y, como siempre, han sido cocinados para reducir la sangría laboral española, que camina hacia los cinco millones de desempleados.

El pasado fin de semana, con motivo de las celebraciones del “1 de mayo”, el departamento que dirige Celestino Corbacho filtró que el paro bajó en 24.000 personas en abril, con el objetivo de contrarrestar el escándalo del Instituto Nacional de Estadística (INE), que fue presionado por el Gobierno para trucar las cifras del primer trimestre.

Este martes, en un comunicado oficial, Trabajo ha asegurado que “el número de parados registrados bajó en 24.188 personas” al cierre de abril, lo que supondría que la economía española crea empleo en términos netos y sitúa el volumen total de parados en 4.142.425 (el INE dice que superaron los 4,6 millones ya en marzo).

Nada más lejos de la realidad: sólo hay que bucear en el informe completo (con un acceso complicado a través de la página web ministerial) para comprobar que la cocina estadística de Corbacho echa humo.

Según los datos desestacionalizados, que corrigen el “efecto calendario” y que son los que sirven luego al Ministerio de Economía y Hacienda para hacer sus informes -es decir, el paro real oficial- el volumen de parados se disparó en 62.769 personas en abril respecto al mes anterior.

A pesar de la propaganda oficial, el paro no “ha tocado techo” en España y todavía quedan años de destrucción de empleo, ya que la economía nacional no crea puestos de trabajo en términos netos hasta que el PIB crece, al menos, entre el 1,5% y 2%.

Fuente: Ministerio de Trabajo

482.002 parados maquillados por Corbacho

Pero los trucos estadísticos no acaban aquí. Además, el Ministerio de Trabajo ha sacado de las listas de parados a 482.002 desempleados en su tradicional maquillaje que aplica desde los tiempos del predecesor de Corbacho, Jesús Caldera. Caldera sacó de los registros de desempleados a las personas que acuden a cursillos de formación y los catalogó como demandantes de empleo no ocupados (DENOS)..

Según los datos publicados este martes, el número de desempleados inscritos en esta rúbrica es de 271.067 personas, que no se incluyen en el paro registrado.

El maquillaje del Gobierno no se acaba aquí. El departamento que dirige Corbacho tampoco incluye en las listas a 2010.935  parados, agrupándolos en el epígrafe estadístico de desempleados "con disponibilidad limitada" o con "demanda de empleo específica".

Estas personas, según afirma Trabajo, "son aquellos demandantes, sin empleo, que indican en su solicitud condiciones especiales de trabajo". Es decir, que son también parados.

Si se suman los desempleados DENOS y los citados de disponibilidad limitada y demanda de empleo específica, el volumen de parados ocultos alcanza las 482.002 personas. Sumando esta cifra a los desempleados oficiales el saldo total de parados en España asciende a 4.624.427 personas (inscritas en las listas del Inem). Esta cifra se acerca a la calculada por el INE al cierre del primer trimestre, sin tener en cuenta abril.

Pero, además, el volumen de demandantes de empleo que tiene contabilizados el Inem alcanza los 5,55 millones de personas. El Gobierno explica esta brecha entre paro registrado y demandantes de empleo por la “existencia de personas que quieren cambiar de puesto de trabajo”, aunque no estén en paro, y que acuden al INEM para encontrar un empleo mejor. En abril estos ocupados que desean otro empleo se situaron en 933.684 personas.


Fuente: Ministerio de Trabajo

En Libre Mercado

    Servicios