Menú

Gallardón intentó endeudar más a los madrileños pese a negarlo

Gallardón sigue intentando endeudar más a los madrileños, pese a que ya es con mucho el ayuntamiento más endeudado de España. Lo que a principios de semana se vendió como una operación para ahorrar 257 millones nace en realidad de la denegación de Economía de permiso para adquirir nueva deuda.

0

El pasado martes el Boletín Oficial del Ayuntamiento de Madrid publicaba un acuerdo del pleno para ahorrar 257 millones de euros de varias partidas de inversiones. La explicación oficial se basaba en dos argumentos: el primero fue que se trataba de una parte más del plan del consistorio para reducir la brutal deuda adquirida, dentro de las líneas marcadas por el "tijeretazo" de Zapatero.

El segundo, por su parte, era que se había realizado una petición al Ministerio de Economía para refinanciar deuda por 257 millones de euros, y ante la negativa del ministerio era necesario obtener ese dinero de otras partidas.

De hecho, el concejal de Hacienda, Juan Bravo, aseguraba en conversación telefónica con Libertad Digital que la razón principal para esta refinanciación era que la mayoría de los ingresos del Ayuntamiento se daban a final de año, con el pago de impuestos municipales como el IBI o la Tasa de Basuras.

El propio Juan Bravo afirmaba en la citada conversación que con este plan el Ayuntamiento descontará estos 257 millones del total de su deuda, por lo que a finales de año ésta sería cerca de 300 millones de euros inferior a la existente a finales de 2009.

Las mentiras de Cobo

Del mismo modo, el vicealcalde Manuel Cobo ha negado rotundamente en varias ocasiones que se fuese a aumentar la deuda, sino que se trataba de "financiar la ya existente", tal y como ha afirmado en repetidas ocasiones.

Sin embargo, tal y como se desprende del texto completo del propio acuerdo del Pleno Municipal, la petición de endeudamiento no era para financiar deuda ya existente, o al menos no sólo, como queda bien claro en el primer párrafo del texto:

"El Presupuesto General del Ayuntamiento de Madrid para 2010 contiene en el capítulo 9 de estado de ingresos del centro 001, una previsión de endeudamiento por importe de 257.381.385 euros para la financiación parcial de las inversiones municipales y de las aportaciones de capital previstas para este ejercicio".

Es decir, que como mínimo una parte de este dinero estaba previsto para "la financiación parcial de las inversiones" y no para la refinanciación de deuda.

El mismo documento cuenta que la petición se tramitó ante "los órganos componentes del Ministerio de Economía y Hacienda" el pasado 8 de abril, fecha desde la cual no se había recibido la resolución. Este silencio de Hacienda ha obligado al Ayuntamiento a prever un plan, todavía no completamente trazado, para detraer ese dinero de otras partidas presupuestarias.

David Lucas denuncia la situación

El portavoz socialista en el Ayuntamiento de Madrid, David Lucas, mostró en declaraciones a Europa Press su "miedo" por el "devenir económico" de las arcas municipales tras conocer este recorte en 257 millones de euros destinados a inversiones.

El socialista afirmó que todavía no se conocen qué inversiones se reducirán, cuestión que llevarán a la próxima comisión de Hacienda, pero se preguntó, a renglón seguido, si se mantendrán algunas "innecesarias", como la carísima reforma del Palacio de Cibeles.

Una deuda monstruosa

La deuda del Ayuntamiento de Madrid se ha disparado de forma monstruosa desde la llegada de Ruiz Gallardón a la alcaldía. Según los datos del Banco de España que se recogen en el siguiente cuadro, en el año 2003 cuando fue elegido la deuda de la capital era de 1.455 millones, mientras que en este momento supera los 7.300.

Y eso sin tener en cuenta la que han adquirido organismos autónomos del Ayuntamiento como la Empresa Municipal de la Vivienda y el suelo que en sólo dos meses de este mismo año se endeudó en más de 1.000 millones de euros.

En Libre Mercado

    Servicios