print
ASALTO A ENDESA

INFORME: FRACASA EL PROYECTO ESTRELLA DE MONTILLA

El intento de Gas Natural por hacerse con el control de Endesa, ha sido uno de los fracasos más sonados del PSC y en particular de su principal promotor, el presidente de la Generalidad, José Montilla. También es uno de los ejemplos más claros del intervencionismo del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en el mercado. El vínculo entre el Partido Socialista y Gas Natural tiene un nombre propio, Pacto del Tinell, y un apellido, La Caixa, principal accionista de la gasista catalana.

Noticia publicada el 02-02-2007

(Libertad Digital) Este 1de febrero de 2007 finaliza la historia de un intento frustrado de asalto, más político que empresarial, a la primera eléctrica española. Los compromisos adquiridos por el Partido Socialista de Cataluña en el Pacto del Tinell, han llevado al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero a tratar "como sea" de facilitarle el camino a la gasista catalana, con La Caixa de la mano, para que consiguiera hacer triunfar su OPA sobre Endesa.
 
Todo comenzó el 5 de septiembre de 2005 cuando la empresa presidida por Salvador Gabarró, lanzó una OPA hostil sobre el 100 por ciento del capital de Endesa, su principal competidora, condicionada a la aceptación de tres de cada cuatro acciones. La oferta se emitió con una prima del 19,4 por ciento, a 21,30 euros por acción.
 
El Pacto del Tinell
 
Esta operación venía a cumplir el punto número ocho del Pacto del Tinell, que fijaba el programa de gobierno tripartito en la Generalidad. Este punto preveía "actuar desde la Generalidad en sectores estratégicos (energía, telecomunicaciones e infraestructuras) siempre respetando las condiciones de mercado". Más adelante preveía "potenciar la existencia de centros de decisión empresarial en Cataluña de primer nivel en los mencionados sectores estratégicos". En las condiciones de la OPA de Gas Natural se preveía el traslado del centro de decisión de Madrid a Barcelona.
 
La Caixa es el vínculo del movimiento empresarial con los intereses políticos. Para rastrear el asunto hay que remontarse a 1994. Entonces, el secretario de organización del Partido de los Socialistasa Catalanes (PSC), José Montilla, suscribió un crédito con esta entidad sobre el cual jamás mostró interés por devolver, ya que estuvo sin pagarse más de 10 años. A lo largo de éstos. Montilla fue consejero en varias ocasiones (1995, 1996, 1997 y 1998). Pero el PSOE gana las elecciones y coloca de ministro de Industria (responsable del sector energético) a Montilla. Ya en el Gobierno, La Caixa  decide condonar al PSC el 45 por ciento de la deuda acumulada (el principal más los intereses), lo que supone un regalo al partido de casi 7 millones de euros. El resto, se pagarían en quince años al 3 por ciento. El PSC ocultó esta información al Tribunal de Cuentas.
 
"Como sea"
 
La implicación del Gobierno con la operación ha sido absoluta. Sin ir más lejos el 9 de febrero de 2006, José Luis Rodríguez Zapatero organizó una cena con 16 empersarios en Barcelona, en la casa particular del presidente de la Caixa, Ricardo Fornesa. Un almuerzo en el que el mensaje fue claro: "Hay que sacarla -la OPA de Gas Natural- adelante como sea". En cada puesto clave de la operación, se colocó un socialista y al frente de todos, su principal impulsor, José Montilla.
 
La llegada de E.On
 
Poco podían imaginar Montilla, La Caixa, o Gas Natural que hasta Alemania había llegado el aroma a kilovatios en subasta que desprendía Endesa. Desde el país germano llegó una contraoferta que pilló desprevenido a los principales impulsores del asalto a la primera eléctrica española. El gigante alemán E.On, presentó una OPA sobre la Compañía de Pizarro, que ya había despertado el interés de la alemana por su presencia en Iberoamérica. Para E.On, la compra de Endesa era una cuestión "estratégica" y no tanto de conveniencia política. A diferencia de La Caixa, E.On iba a poner el dinero sobre la mesa: 27,5 euros por cada título, lo que valoraba la empresa española en 29,116 millones de euros, casi un treinta por ciento más. Las diferencias con la oferta de Gas Natural era notable.
 
"El decretazo"
 
La irrupción de E.On en la puja por Endesa puso tan nervioso al Gobierno que Montilla se vio obligado a ampliar por decreto las competencias de la CNE. El, entonces, ministro de Industria tenía que actuar rápido y así lo hizo. El objetivo era permitir a este órgano regulador imponer unas condiciones a una empresa extranjera (a E.On) que fueran suficientes para abortar la oferta que había dejado temblando a Gas Natural.
 
Esta fue la vía de acceso a los conflictos entre el Gobierno y la Comisión Europea, que había observado con preocupación todo el proceso.
 
Enfrentamiento con Bruselas
 
El interés del Gobierno por impulsar la OPA de Gas Natural y entorpecer la de E.On ha provocado que la Comisión Europea abra dos expedientes sancionadores a España. El primero de ellos llegó con el decretazo y la ampliación de competencias a la CNE, presidida por Maite Costa (mujer de confianza de Montilla). La Comisión Europea considera que los nuevos poderes otorgados a la CNE no se ajustaba a la normativa comunitaria por atentar a la libre circulación de capitales. El mismo argumento que ha provocado el segundo expediente.
 
El otro procedimiento abierto a España llegó por las condiciones impuestas por la CNE a E.On para que opara a Endesa. La consigna, era frenar a E.On "como sea", pero no dejar al mercado y a los accionistas de Endesa que decidieran lo mejor para sus intereses, ya que la oferta de la alemana superaba con creces lo ofrecido por la gasista catalana.
 
Este enfrentamiento con Bruselas ha costado la apertura de un expediente sancionador a España y, recientemente, la ampliación del procedimiento que puede provocar una sentencia condenatoria para nuestro país.
 
El fracaso de Gas Natural
 
Una vez que la Comisión Nacional del Mercado de Valores, abrió el proceso de opas y que el Tribunal Supremo y la Audiencia Provincial de Madrid desbloquearan las ofertas de Gas Natural y E.On, a petición de Endesa, sólo restaba el procedimiento de mejora a sobre cerrado, programado para el próximo 2 de febrero.
 
Durante esta última semana, La Caixa y Repsol YPF, máximos accionistas de Gas Natural, han abogado por cerrar capítulo y pensar en otra cosa ya que, no creían que la compañía de Gabarró fuera capaz de mejorar las condiciones que ofrece E.On. Finalmente, el Consejo de Administración de Gas Natural ha decidido retirar su oferta, por lo que E.On se queda como único comprador.



Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE

Enlaces patrocinados