print
LA MEDIA ESPAÑOLA, POR DEBAJO DE LA EUROPEA

Las empresas españolas innovan la mitad que las alemanas

La innovación es un factor esencial para que las empresas puedan mantener su competitividad, bien ampliando su gama de productos, mejorando la calidad de los ya existentes y permitiendo el acceso a nuevos mercados. Así se expresa el Instituto de Estudios Económicos, que señala que España tiene un nivel bajo de innovación, que alcanza al 36,5 por ciento de sus empresas industriales, frente al 72,8 por ciento de Alemania.

Noticia publicada el 28-06-2007

(Libertad Digital) La innovación tecnológica y organizativa es esencial para competir en un mercado abierto y cada vez más amplio, como el actual. Mientras la relocalización traslada capital a países con trabajadores con salarios bajos y poca cualificación, los países industrializados luchan por mejorar sus procesos productivos y ganarse una mejor posición en el mercado globalizado.
 
Pero no todos apuestan por igual por la renovación y la productividad. En el año 2004, un 41,5 por ciento del conjunto de empresas industriales de la UE-27 realizaron algún tipo de actividad definida como innovadora. Pero esta media es resultado de enormes diferencias entre sus diversos miembros.
 
Así, Alemania lidera la clasificación ya que casi tres cuartas partes de las empresas industriales, el 72,8 por ciento, han participado en actividades innovadoras. Le siguen Irlanda, con un 60,9 por ciento, Bélgica con un 58,1 por ciento y Dinamarca y Austria, ambos con cifras por encima del 57 por ciento.
 
Suecia se sitúa en un 54,3 por ciento y Chipre en un 53,2 por ciento. Finlandia, Luxemburgo, Estonia, el Reino Unido, Noruega y los Países Bajos también logran superar el promedio de la UE-27, según apunta la nota del IEE.
 
Pobre situación de España
 
Son 15 los países que tienen una actividad innovadora por debajo de la media europea, y entre ellos está España. En la República Checa alcanza al 41,1 por ciento, poco por encima de Portugal (39,1 por ciento), ambos países todavía cerca del promedio. Italia, por su parte, alcanza un 37,5 por ciento.
 
Por lo que respecta a España, se observa que sólo un 36,5 por ciento de sus empresas industriales realizan actividad innovadora, cifra bastante similar a la que también registra Francia (36,1 por ciento). Grecia se queda en un 35,1 por ciento, mientras que los restantes nueve países son todos de nueva adhesión. Entre ellos destacan por sus bajas cifras, sobre todo, Bulgaria con un 18,0 por ciento y Letonia con un 17,4 por ciento.


Noticias relacionadas            Enviar a: Agregar a MEN?AME Agregar a TECHNORATI Agregar a DEL.ICIO.US Agregar a YAHOO Agregar a GOOGLE

Enlaces patrocinados