Menú

El arma de Lesaka evidencia que ETA está preparada para matar

Fuentes de la lucha antiterrorista sostienen que el arma de Lesaka evidencia que ETA mantiene su "estructura armada y sus arsenales".

0

El Ministerio del Interior atribuye a la etarra Izaskun Lesaka Argüelles la redacción y lectura del comunicado del llamado "cese definitivo de la lucha armada" hace ahora un año, en octubre de 2011.

En aquel comunicado, que leyeron Izaskun Lesaka, David Pla e Iratxe Sorzabal –los tres miembros que, según la lucha antiterrorista, formarían la dirección de la banda terrorista ETA- los terroristas anunciaban "el cese definitivo de su actividad armada".

Es curioso que de aquel día sólo se destaca esa frase, cuando ahora resultan reveladoras otras como: "La lucha de largos años ha creado esta oportunidad. No ha sido un camino fácil. La crudeza de la lucha se ha llevado a muchas compañeras y compañeros para siempre. Otros están sufriendo la cárcel o el exilio. Para ellos y ellas nuestro reconocimiento y más sentido homenaje". Por último, exigía un proceso de negociación que trajera consigo un proceso de autodeterminación y la amnistía para los etarras encarcelados. Con la detención de Lesaka parece evidente que aquel comunicado no era sino parte de una estrategia.

Un año después de ese comunicado, una operación conjunta de la unidad de élite de la Policía francesa (RAID), la Guardia Civil, la Dirección Central de Información Interior (DCRI) francesa y la Policía Judicial gala terminaba con la detención de Izaskun Lesaka Argüelles y de Joseba Iturbe en las inmediaciones del hotel-residencia de Macon, a 70 kilómetros de la localidad gala de Lyon.

Según ha trascendido, Izaskun era la responsable de mantenimiento de la estructura operativa de la banda terrorista, concretamente de logística de ETA, e iba armada en el momento de la detención.

Es decir, que la terrorista que pergeñó el comunicado de "cese de la violencia" llevaba un arma consigo en el momento de la detención. Fuentes cercanas a la lucha antiterrorista aseguran que esto confirma que "ETA mantiene sus arsenales y su estructura armada" y que "lo único que no tiene ahora es la voluntad de matar". La banda sigue organizada y latente, oculta en la clandestinidad.

Así de tajante se muestran otros miembros de la lucha antiterrorista, quienes estiman que el golpe dado hoy por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad franco españolas a ETA ha sido muy duro. Conceden enorme importancia a que haya caído uno de los tres pilares que sostienen la cúpula de la banda, en un momento en que ETA comienza a ver el resultado de la estrategia trazada en aquel comunicado. De momento, ha logrado colocar a su brazo político en las instituciones, comienza a tener a terroristas presos en la calle y ha vuelto el terrorismo callejero.

En este sentido, insisten en que el arma encontrada a Lesaka demuestra que los caminos que ha tomado la banda terrorista ETA parecen estar lejos de acabar con una entrega de armas en ningún descampado -en marzo de este año se filtró la supuesta intención de la banda ETA de convocar un acto "efectista" y de "proyección internacional" de destrucción o entrega de armas-. Nada más lejos de la realidad. Según fuentes cercanas a la lucha antiterrorista, su intención es seguir en la clandestinidad hasta que todas sus exigencias se vean satisfechas. Según advierten, lo único que le falta a ETA para matar es tener voluntad de hacerlo, porque la estructura la tienen a punto. 

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Tienda LD