Menú

Ni Gürtel, ni Mato ni Bárcenas logran que Rubalcaba remonte

Pese a atravesar uno de los peores momentos de las últimas décadas, el PP ganaría las elecciones con un 33,5%, frente al 28,2% de los socialistas. 

Libertad Digital
28

Si ahora se celebrasen elecciones generales, el PP obtendría el 33,5% de los votos, 11 puntos menos que en la victoria de noviembre de 2011, cuando Rajoy obtuvo el 44,6%. Según la encuesta elaborada por Sigma Dos para El Mundo, los populares habrían retrocedido en 15 meses a sus resultados de 1993, cuando José María Aznar perdió las elecciones frente a Felipe González.

Ni González, ni Aznar ni Zapatero llegaron a perder en su primer año de mandato tanto fuelle: José María Aznar ganó en 1996 con un 38,79% de los votos y un año después registraba incluso una subida de 1,7 puntos y se situaba en el 40,5%; José Luis Rodríguez Zapatero cosechó su primera victoria con el 42,59% de respaldo y al año siguiente sólo se había dejado 2,5 puntos por el camino.

Sin embargo, el PP mantiene cierta distancia sobre el PSOE –5,3 puntos-, que es incapaz de aprovechar la tormenta perfecta que afecta a los populares –acosados por el caso Bárcenas, la gestión del paro y la recesión-: el partido de Rubalcaba sólo obtendría el 28,2% de los votos. A los socialistas les pasan factura los chanchullos de algunos de sus dirigentes, como el caso Amy Martin o el de los falsos ERE en Andalucía.

Mientras, UPyD e Izquierda Unida muestran una trayectoria ascendente. La formación de Rosa Díez, que logró en las generales de 2011 un 4,7% de los votos, ahora obtendría un 10%; por su parte, el partido encabezado por Cayo Lara, que logró en los comicios un 6,9% de apoyo, alcanza ya el 12,3%.

Valoración del Ejecutivo

Para el 66,4% de los votantes la imagen que les devuelve el Ejecutivo es mala o muy mala. Mariano Rajoy apenas está bien valorado por un 17,4% de los ciudadanos. Para el 60,1%, sin embargo, su imagen es mala o muy mala.

En cuanto a los ministros, ninguno llega siquiera al cuatro. La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría es la mejor situada, pero su nota es de 3,97. El ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, le sigue en la clasificación, con un 3,46. En la cola de la lista se encuentran Báñez (2,59), Wert (2,57) y Ana Mato (2,45).

Artur Mas, el menos honrado

La portavoz de UPyD en el Congreso de los Diputados, Rosa Díez, vuelve a ser la política mejor valorada, aunque tampoco aprueba, obteniendo un 3,99 de nota. El segundo mejor valorado es Cayo Lara (IU), que obtiene un 3,57. En el otro lado de la balanza se encuentran el presidente de la Generalidad, Artur Mas, que obtiene un 2,22, y la portavoz de Bildu en el Parlamento Vasco, Laura Mintegi, con un 2,15.

Por último, la encuesta de Sigma Dos muestra que ningún líder político consigue un cinco en honradez en la valoración ciudadana. La mejor situada es, de nuevo, la portavoz de UPyD, que obtiene 4,2 puntos sobre 10. El último de la lista es Artur Mas, que sólo obtiene un 2,26.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios