Menú

Urkullu se encara con un grupo de proetarras que le insultaba

La Ertzaintza ha identificado e imputado un delito de injurias a unos de los jóvenes proetarras.

0

Los proetarras siguen campando a sus anchas por las calles vascas. Una nueva demostración ha tenido lugar este jueves en Azpeitia (Guipúzcoa), donde un grupo de ellos ha proliferado diversos insultos contra el lehendakari, Iñigo Urkullu, que se encontraba en la localidad con motivo de la celebración de la festividad de San Ignacio.

Una vez finalizado el acto institucional en el Ayuntamiento, la comitiva de autoridades se ha desplazado a pie hasta una zona donde les esperaban varios autobuses que les iban a desplazar hasta la Basílica de San Ignacio. En ese trayecto, un grupo de proetarras ha insultado al lehendakari con gritos de "fascista" o "payaso" y ha lanzado proclamas como "Herria ez dago salgai" ("El pueblo no está en venta").

Tras escuchar los insultos, Urkullu ha retrocedido sobre sus propios pasos y se ha dirigido hacia donde se encontraba el grupo de proetarras que le increpaban, donde ha pedido explicaciones por los insultos a uno de ellos, que ha retrocedido y se ha refugiado tras otra proetarra, y además les ha apelado al "respeto debido" a las instituciones y representantes públicos.

Posteriormente, los agentes de la Ertzaintza han identificado a uno de los proetarras, de 20 años de edad, al que han imputado en su atestado por un presunto delito de injurias, según ha hecho público el departamento de Seguridad del Gobierno vasco a través de un comunicado.

Garitano mira hacia otro lado

Los hechos han ocurrido en presencia del diputado general de Guipúzcoa, Martín Garitano, que ha preferido mirar hacia otro lado pese a que se estaba insultando delante de él y en el territorio que gobierna al máximo representante institucional del País Vasco. Es más, en declaraciones a los periodistas ha llegado a justificar los hechos, calificándolos únicamente de "un acto de protesta".

En el exterior de la Basílica de San Ignacio, los periodistas han preguntado al lehendakari por el incidente. "Si en aras de la libertad de expresión estamos sometidos a lo que pueda ser cualquier insulto personal, y menos de fascista o payaso, no lo voy a admitir", ha dicho.

En esta línea, ha abogado por hacer un "ejercicio de cultura de respeto a las instituciones y a los responsables institucionales, para no caer en lo que pueda ser el libertinaje de cualquier insulto que va más allá de un ejercicio honesto de libertad de expresión".

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD