Menú

El cónsul rumano cambia su discurso sobre las testigos del 11-M

Nicu Stan, destinado ahora en Sevilla, sostiene que C-65 y J-70 fueron juntas al consulado en abril de 2004.

0

El cónsul de Rumanía en Madrid en 2004, Nicu Stan, ha testificado para el juzgado que la persona que acompañó en abril de aquel año a la testigo C-65 durante su primera declaración en el Consulado fue la misma que en el juicio reconoció junto a ella a Jamal Zougam: la testigo J-70, de la que sin embargo no consta ningún testimonio hasta febrero de 2005, poco después de haber sido rechazada como víctima.

El representante consular, ahora destinado en Sevilla, había ofrecido una versión distinta a El Mundo en diciembre de 2011. Entonces, al diario de Unidad Editorial señaló que la testigo C-65 había acudido al Consulado pocas semanas después del atentado junto a otra mujer cuyo nombre no coincide con el de J-70, y que allí ambas solicitaron las ayudas que el Gobierno rumano había aprobado para las víctimas del 11-M.

La acompañante habría sido rechazada en el trámite. En ese momento, ambas habrían relatado que viajaban juntas en el tren y que habían visto a un presunto terrorista. Según esa versión, la Policía habría acudido al Consulado para mostrarles fotografías en estancias separadas. Este periódico no reveló entonces la fuente para protegerla y a petición del propio interesado.

En otra conversación, el representante consular matizó que no estaba seguro al 100% del nombre que inicialmente había ofrecido. Ahora, Stan dice que no cree que a aquellas alturas estuviesen ya tramitándose las ayudas del Gobierno rumano -aunque él mismo las anunció en El País el 16 de marzo de 2004- y, principalmente, que "después de haber conocido los datos de la identidad de la testigo" y, "en base a ellos, de haber consultado la fotografía de J-70", ha "constatado que era la persona con quien C-65 fue al consulado en la primavera de 2004".

El cónsul dice que no preguntó a J-70 si podía identificar a alguno de los autores del 11-M en el tren. Después, llamó a la Policía: "No estuve presente en la entrevista -de la testigo C-65 con los agentes-. Mientras tanto, la acompañante de C-65 -J-70- se quedó en un salón de la Embajada cercano a aquél en el que se desarrolló la entrevista. Por consiguiente, la entrevista empezó por separado; no puedo precisar si en la Embajada se entrevistó también a la acompañante de C-65 -J-70".

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD