Menú

El CAC se salta todas las leyes para aprobar una nueva TV autonómica separatista

Otorga 7 licencias de TDT local en Barcelona, Tarragona, Lérida y Gerona para las emisiones en cadena de El Punt-Avui Televisió.

0
Otorga 7 licencias de TDT local en Barcelona, Tarragona, Lérida y Gerona para las emisiones en cadena de El Punt-Avui Televisió.

El Consejo Audiovisual de Cataluña, el polémico organismo que elabora listados de medios y periodistas no nacionalistas, se ha saltado todas las normas, reglas y leyes relativas a la concesión, administración, alquiler y gestión de licencias de televisión digital terrestre (TDT) para favorecer a la editora de El Punt-Avui, uno de los periódicos más identificados con la causa separatista. El Punt-Avui Televisió dispondrá a partir del próximo 23 de abril de siete licencias de TDT pese a no cumplir, según fuentes del CAC, con casi ninguno de los requisitos necesarios. Se trata de licencias correspondientes a televisiones locales en Barcelona, Sabadell, Lérida, Blanes, Tarragona, Vic y Granollers.

En cuestión de semanas, el CAC ha desbrozado todos los impedimentos, ha recortado fases, ha incumplido sus propias normas y ha dado luz verde al alquiler a la sociedad editora de El Punt-Avui de las siete licencias por parte de la empresa titular Canal Català. El Consejo ha autorizado la operación sin exigir al operador planes de programación, porcentajes de producción propia o compromisos sobre el carácter local de los contenidos.

De hecho, han sido tantas las facilidades que la promotora editorial no ha sido demasiado escrupulosa con la documentación y no lo es tampoco en la campaña de publicidad que lleva a cabo desde hace semanas ya en esas televisiones bajo la excusa de "emisión en pruebas". El propósito es que las siete televisiones formen una plataforma de ámbito "nacional" y emitan contenidos en cadena, no precisamente de carácter local, que es a lo que estarían obligadas cada una de las televisiones.

Las facilidades han sido tantas y de tanto alcance que tres de los siete miembros del CAC han emitido un voto particular contra la adjudicación que denuncia las numerosas irregularidades e ilegalidades. La primera, que se ha autorizado el alquiler sin la mayoría absoluta necesaria, (un mínimo de cuatro votos) basándose en el voto de calidad del presidente, el convergente Roger Loppacher. No se ha dispuesto de documentación que garantice el cumplimiento de las condiciones de cada una de las licencias y no se ha exigido al operador arrendatario que justifique la programación que prevé emitir en cada una de las televisiones.

Carme Figueres y Elisenda Malaret, consejeras del CAC a propuesta del PSC, y Daniel Sirera, del PP, han sido los tres consejeros que han emitido un voto particular contra la adjudicación en el que destacan dos párrafos:

Las condiciones especificadas en el otorgamiento de las licencias han quedado todavía más en entredicho en el escrito de fecha 9 de abril de 2014 en que el arrendatario sólo dice que 'Xaxa de Serveis i de Comunicació 2014 S.L., tiene previsto emitir un programa tertulia diario de cuatro horas y una tertulia deportiva de una hora. El resto consistirá en emitir programación de la Xarxa de Televisions Locals, la Xal'.

Cambios de última hora

En cuanto a los plazos y los escrúpulos, se han batido todos los récords, según el voto particular:

La propuesta de acuerdo fue puesta a disposición por correo electrónico a las 8,14 horas del mismo día de la celebración del pleno (del CAC), 11 de abril, que comenzó a las 9,15, incumplimiendo el deber de facilitar la documentación con 48 horas de antelación (...) La relevancia de los cambios (en la propuesta de acuerdo) queda reflejada en el hecho de que se hace referencia a una nueva licencia, la de Granollers, que no había sdo incluida en la solicitud inicial del arrendador.

De esta manera, el bloque mediático separatista dispondrá de otra cadena de televisión autonómica, pese a las severas restricciones, normas y disposiciones legales en contra de las emisiones conjuntas y del uso de las televisiones locales como plataformas de ámbito no ya autonómico sino provincial. La orientación ideológica de las empresas arrendadoras y arrendatarias, ambas en la órbita del consejero Francesc Homs, y la participación en el negocio de las televisiones locales controladas por la Diputación de Barcelona, garantizan el apoyo de una nueva televisión, con una audiencia potencial casi tan alta como TV3, a la causa separatista. Las emisiones comienzan el próximo 23 de abril.

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD