Menú

Ciudadanos, más cerca de Susana Díaz

Los de Rivera y el PSOE llegan a un acuerdo total sobre medidas contra la corrupción, que escenificarán esta semana

116
Los de Rivera y el PSOE llegan a un acuerdo total sobre medidas contra la corrupción, que escenificarán esta semana
Albert Rivera y Juan Marín, en una imagen de archivo | EFE

Aunque Juan Marín no formará en ningún caso parte de la Junta de Andalucía -"estaremos en la oposición porque hay un partido que es el que ha ganado las elecciones" dijo el líder regional de Ciudadanos en la convención municipal del pasado 25 de abril- está a punto de convertirse en el principal sostén parlamentario del nuevo Gobierno. Las posiciones con el PSOE se han acercado mucho en las últimas cuarenta y ocho horas, hasta el punto de que en lo relativo a las medidas contra la corrupción no hay ya fisura alguna, para sorpresa de la formación de Albert Rivera. En una entrevista a Libertad Digital concedida esta semana y publicada este sábado, la candidata al Ayuntamiento de Madrid, Begoña Villacís, reflejaba el sentir del partido al mostrar sus dudas de que los socialistas fuesen a suscribir el decálogo anticorrupción. Pero no sólo lo han hecho sino que lo firmarán en público la semana que viene, en un acto conjunto de ambas formaciones.

En un comunicado remitido esta misma noche a sus afiliados, Ciudadanos se felicita del acuerdo en estos términos: "Ciudadanos ha logrado en Andalucía que el PSOE acepte la separación de los imputados de los cargos púbicos firmando nuestro pacto anticorrupción y por la transparencia. Hoy hemos conseguido algo histórico demostrando que se pueden hacer cambios también desde la oposición". Sin embargo, el acuerdo no será exactamente el que proponía Ciudadanos y se ampliará con artículos negociados con el PSOE.

Superado ese escollo, y el compromiso por escrito de que los expresientes Manuel Chaves y José Antonio Griñán abandonen la vida pública, como había exigido explícitamente Rivera, quedan por explorar otras medidas de carácter económico. De momento Ciudadanos se ratifica en el NO a la investidura de Susana Díaz, cuya primera vuelta comenzará el lunes. Pero, tal y como ha dicho el vicesecretario general José Manuel Villegas en Sevilla, tras reunirse durante más de dos horas con los representantes del PSOE, hay posibilidades de una abstención en la segunda votación ya que, asegura el que es la auténtica mano derecha de Rivera, repetir las elecciones "no sería lo más adecuado".

Para ganarse definitivamente a Ciudadanos, Susana Díaz deberá comprometerse en su discurso a impulsar una reforma de la Ley Electoral que desbloquee las listas, camino que ha dejado abierto en recientes declaraciones; ayudas a la Pymes y autónomos; una reducción sustancial de los cargos de confianza de la Junta y una reforma integral de las políticas activas de empleo que quiten a sindicatos y patronal el monopolio sobre las mismas. Este último punto es, a día de hoy, el que más separa a los dos partidos y el que más fricción ha provocado en la reunión de este sábado.

Fuentes de la Ejecutiva de Ciudadanos, que han vigilado estrechamente el proceso de negociación pues, como dijo Rivera la semana pasada, "no queremos un partido con reinos de taifas, como el PP o el PSOE con el PSC" vienen mostrando desde hace días su grata sorpresa por la predisposición en las filas socialistas al acuerdo: "Por primera vez en treinta años en Andalucía se toman medidas por escrito contra la corrupción, eso es hacer el cambio".

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios