Menú

Rivera: "Estamos muy cerca de algo histórico: ganar a PP y PSOE"

El candidato centrista arranca su campaña en Madrid pidiendo a Ciudadanos que juegue limpio

69

Albert Rivera ha arrancado en Madrid una campaña que, según se desprende de sus propias palabras, le puede llevar al Palacio de La Moncloa. Rodeado de varios de sus colaboradores, como José Manuel Villegas y Luis Garicano, de los líderes del partido en la capital, Ignacio Aguado y Begoña Villacís, y arropado por más de medio millar de simpatizantes en el Hotel Eurobuilding, el candidato centrista ha asegurado: "Estamos a punto de hacer historia. Que una plataforma civil nacida hace diez años y que se ha extendido por España le pueda ganar por primera vez las elecciones a PP y PSOE". Rivera le ha pedido a los suyos una campaña con "juego limpio". El líder naranja les ha instado a "ser nosotros mismos. Porque en el barro no sabemos jugar". Como muestra de ello, Rivera ha asegurado que no arremetería contra sus rivales, a los que ha vuelto a llamar "compatriotas" aunque cuando se ha referido a Podemos con esa denominación se ha escuchado un murmullo en la sala. Sin embargo, sí ha habido una mención velada a su rival más directo, Pedro Sánchez, con el que, según el CIS, se estaría disputando la segunda plaza en las urnas. El patriotismo, ha dicho, se demuestra "sirviendo al país, y no poniendo banderas".

El lema para las elecciones generales de Ciudadanos "Con ilusión" es más conservador y anodino que nunca, pero la campaña es la más ambiciosa y audaz del partido naranja en sus diez años de historia, que este 2015 ha pegado el definitivo salto cualitativo. Presupuestada en cuatro millones de euros, la ruta centrista llevará a Albert Rivera a casi toda la geografía nacional y más allá, pues llegará a Bruselas el penúltimo día, donde recibirá el aliento de sus correligionarios liberal-demócratas de ALDE, un grupo con siete gobiernos en el continente. Esta misma noche, Rivera ha asegurado que el 20-D se puede lograr "el octavo Gobierno de centro". Sólo Extremadura y Navarra no contarán con la presencia del candidato centrista, que confía en obtener representación en todas las provincias salvo en seis de ellas: Cáceres, Teruel, Lugo, Orense, Álava y Gipúzcoa. La campaña tendrá actos importantes en Cataluña y el Levante, dos de los sitios donde la formación naranja aspira a obtener los mejores resultados, y en Madrid, donde se cerrará el próximo día 18, aunque cinco días antes, el domingo 13, Rivera afrontará el reto de llenar el Palacio de Vistalegre de la capital, escenario habitual de los mítines del PSOE cuando se produjeron las dos victorias electorales de José Luis Rodríguez Zapatero.

A partir de los cuarenta escaños se recuperaría el dinero que se ha obtenido merced a un crédito bancario que se pagará, aseguran en la cúpula naranja, "con los intereses que le ponen a cualquier hijo de vecino". Pero a nadie se le escapa, más aun tras el CIS conocido este viernes, que les sitúa en pugna con el PSOE por la segunda plaza el 20-D, que Rivera aspira a hacer historia alcanzando, o rozando al menos, los cien asientos en el próximo Congreso de los Diputados. De ahí en adelante, es muy difícil poner techo.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios