Menú

Un perito de Hacienda da aire a las defensas de Urdangarin y Torres

El jurista Luis Atienza ha sostenido ante el Tribunal que Nóos fue legal y dio un destino regular a los fondos públicos.

4
Un perito de Hacienda da aire a las defensas de Urdangarin y Torres
Peritos de Hacienda | Archivo

Iñaki Urdangarin y Diego Torres hubieran firmado esta jornada de juicio marcada por la prueba pericial practicada por los representantes de la Agencia Tributaria. La declaración de los peritos ha aportado constataciones, pero sobe todo una salvaguardia que otorga un atisbo de esperanza a los principales imputados en el caso Nóos.

Esta victoria comenzó cuando los jueces que componen el Tribunal admitieron, a propuesta del abogado de Torres, que uno de los peritos de Hacienda que presentara las conclusiones de sus informes fuera Luis Atienza. Si Urdangarin y Torres consiguen rebajas palpables en la sentencia, se lo deberán en buena medida a este jurista. Ha defendido que ambos prestaron los servicios por los que cobraron más de seis millones de euros de las Administraciones públicas, negando que se concediera al capital un destino irregular.

Es exactamente la versión que han construido a lo largo de la vista los dos exsocios de Nóos: que constituyeron una compleja estructuración societaria para materializar sus proyectos, pero sin trampa ni cartón. La Fiscalía Anticorrupción y la instrucción conducida por el juez José Castro señalaron, por contra, que ese laberinto de empresas se apoderó de dinero público con la finalidad de enriquecer a sus propietarios de manera irregular.

"Tener varias empresas es habitualísimo y legítimo", ha sostenido Atienza, siempre y cuando cada una goce "de entidad propia. Estaban creadas antes que el Instituto Nóos, tenían estructura personal y material y cumplieron con su objeto social". Este perito de la Agencia Tributaria en excedencia ya había elaborado un informe en este mismo sentido que el abogado de Torres, Manuel González Peeters, incorporó a la causa.

4,5 millones en tres años

Entre las aportaciones de los peritos de Hacienda, resalta el análisis ofrecido de los ingresos de Urdangarin y Torres entre 2006 y 2008 a través del Instituto Nóos. Los exsocios ganaron 4.48 millones de euros. Pese a que pactaron inicialmente un reparto de los beneficios al 50%, los representantes de la Agencia Tributaria han acreditado que el exduque de Palma "solo" se quedó con el 42%, es decir, alrededor de 1,8 millones.

Sí llama la atención que los peritos atribuyan esta parte del botín a Urdangarin en el periodo de vida de Nóos a partir de marzo de 2006, cuando supuestamente el marido de la infanta había abandonado la entidad por consejo de la Casa Real. Los comparecientes han explicado que en 2004 y 2005, cuando Urdangarin presidía la asociación sin ánimo de lucro, se repartían los beneficios de la actividad a través de la facturación de las empresas de ambos, sin embargo, cuando se apartó formalmente "se repartieron la cartera de clientes, pero seguían trabajando conjuntamente".

Un fraude inferior

Tan de cara se ha desarrollado esta jornada de juicio para los principales imputados, que los representantes de Hacienda incluso han rebajado su cálculo de la cantidad de dinero presuntamente defraudada por Iñaki Urdanarin. Un fraude del que, según Manos Limpias, doña Cristina es cooperadora necesaria.

La Agencia Tributaria lo estimó en un primer momento en 337.143 euros y lo ha rebajado hasta los 326.925. euros. El motivo de la bajada de las cuotas del IRPF en 2007 y 2008 es que los peritos de Hacienda han tenido en cuenta una deducción del 5 % de las provisiones y gastos de difícil justificación aplicados a los rendimientos de actividades económicas. Sin embargo, en ambos ejercicios, la cuota presuntamente defraudada supondría un delito penal al superar los 120.000 euros.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios