Menú

Conectar las recetas electrónicas de todas las CCAA tendrá un sobrecoste de 500 millones

El programa del Ministerio de Sanidad para cohesionar las diecisiete recetas electrónicas en España estará operativo a finales de este año.

0
Interior de una farmacia | EFE

Desde hace unos diez años, las farmacias españolas están operando con la receta electrónica, una herramienta que permite a los facultativos emitir y transmitir prescripciones por medios electrónicos que están conectados directamente con las farmacias, lo cual resulta especialmente útil para los pacientes crónicos, que ya no tienen que acudir cada pocos días al médico para recoger las tradicionales recetas de papel.

Este sistema, cuya implantación supuso una gran coste económico, sería todo ventajas si no fuese porque en España tenemos diecisiete sistemas sanitarios. En vez de desarrollar una única aplicación para todos los servicios sanitarios del país, cada autonomía desarrolló su propio sistema y el resultado es que es a día de hoy, las farmacias no pueden dispensar medicamentos recetados en otra Comunidad Autónoma.

Esta limitación burocrática está obligando a los pacientes crónicos a hacer acopio de medicinas antes de realizar un viaje o incluso puede suponer una cuestión de vida o muerte para las personas con diabetes, como ha denunciado el presidente de la Asociación Diabetes Madrid, Juan Manuel Gómez Moreno. "La insulina es algo vital que tenemos que inyectarnos tres o cuatro veces al día. No es la primera vez que se te estropea la insulina, la olvidas o la pierdes y entonces te ves en un serio problema", afirma Gómez Moreno.

A la vista de que un problema de competencias entre comunidades suponía un grave problema tanto para los pacientes como para los propios farmacéuticos, en el año 2012 el Ministerio de Sanidad comenzó un programa para cohesionar las diecisiete recetas electrónicas en España que supondrá un coste añadido de 500 millones de euros, una cifra que se suma a lo que ya se ha invertido en implantar el sistema electrónico.

Según la subdirectora de Información Sanitaria e Innovación del Ministerio de Sanidad, Mercedes Alfaro, "lo que se ha intentado desde el Ministerio es no hacer cambiar demasiado el sistema de recetas de cada comunidad, donde se había invertido mucho dinero, y poner una capa de interoperabilidad por encima".

"El presupuesto se ha dado para que la tarjeta sanitaria, la historia clínica y la receta electrónica sean interoperables y en total estamos hablando de 500 millones de euros invertidos entre el Gobierno central y las Administraciones Autonómicas", ha afirmado Alfaro.

Por el momento sólo Canarias, Extremadura, Castilla La Mancha, Navarra y Galicia son interoperables entre ellas. La intención del Ministerio es que al finalizar 2017, todas las farmacias españolas puedan dispensar la medicación independientemente de donde se haya prescrito.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios