Menú

Así predica el odio supremacista el cura que organiza los manifiestos de la "iglesia catalana"

"Toda esta gente que ha venido de fuera, por su nivel cultural y las televisiones que mira, la cabeza les funciona de una cierta manera".

(Barcelona)
0
Así predica el odio supremacista el cura que organiza los manifiestos de la "iglesia catalana"
Cinto Busquet. | Germinans Germinabit

El sacerdote que organiza los manifiestos clericales catalanes a favor del proceso separatista, Cinto Busquets, no sólo se dedica a hacer política en misa, sino que también tiene una agenda de conferenciante por la causa "soberanista". Según denuncia el portal de información religiosa no nacionalista "Germinans Germinabit", Busquets incurre en los postulados supremacistas y racistas de Quim Torra para asegurar que los buenos cristianos tienen que ser independentistas porque la idea de España "es una entelequia" que "no tiene cabida en una visión cristiana y humanista".

El cura Busquets protagonizó el pasado 11 de diciembre, en plena supuesta huelga de hambre de los golpistas presos, una conferencia titulada "Autodeterminación y república catalana: criterios cristianos y humanísticos de discernimiento" en la que expuso todo el argumentario supremacista contra España, los españoles y los ciudadanos de Cataluña que no son separatistas. El acto se celebró en el ayuntamiento de la localidad leridana de Guisona y Busquets se dedicó a condenar a los que definió como "los del otro bando" y a loar la fe republicana y el ayuno de los presos.

El audio de la conferencia, un "sermón" de casi tres cuartos de hora, está disponible en la cuidada página web personal de Busquets. Se trata de un compendio de odio a España y una diatriba contra los catalanes que no creen en la república, contra los inmigrantes "a los que la cabeza les funciona de cierta manera" y contra el pueblo español, "que no es como el canadiense o el inglés", según el cura.

Afirma Busquets que el artículo dos de la Constitución "clama al cielo". "La unidad de España es un principio que no se puede tocar, es un dogma de fe. Es decir, desde el principio de los tiempos existía Dios, y lo digo en castellano expresamente, y existía España y España estaba en Dios y parece que continúe y España era Dios. Es decir, es la absolutización total de esa entelequia que llaman España. España es antes que todo", afirma el sacerdote.

Breve "historia" de España

Avisa además a su público de que los catalanes sienten Cataluña de manera diferente que los españoles, España. Y añade: "Es bueno saber quién tenemos delante. No es un pueblo canadiense, que tiene otra tradición en el mundo anglosajón, ni es el pueblo inglés, ¿no?, sino que es (pausa) otro pueblo, ves, otro pueblo que tiene otra historia que sabemos muy bien que es la constitución del reino de Castilla que va absorbiendo los territorios que va conquistando y que se identifica en función de esa entelequia global. Y basta con escuchar a ciertos políticos españoles, y aquí incluyo también españoles de 'casa nostra', para que se nos caiga el alma a los pies, para decir ¿cómo puede ser que digas eso?, porque nos cuesta, porque para nosotros es otra manera la de afrontar el discurso sobre el país".

El papel de los obispos

El párroco de Calella de Mar se enorgullece del papel del clero respecto a la supuesta huelga de hambre de los presos golpistas, al tiempo que justifica la "prudencia" de los obispos de Cataluña con el proceso: "Como iglesia, y como iglesia catalana, estamos haciendo mucho en todo este proceso. Ayunos los viernes, huelga de hambre, pierden medio kilo cada día. Yo personalmente, como miembro de la iglesia católica catalana, me parece que somos muchos los que estamos tratando de hacer lo que toca hacer y al mismo tiempo también es verdad que en la Cataluña fuera del área metropolitana la identificación con el proyecto de país es muy clara por parte del 95% de las personas de iglesia, pero en el área metropolitana, por la condición sociológica de la proveniencia de las personas, también en las comunidades cristianas, pues hay de todo, y por tanto eso es lo que ha llevado a los obispos a ser a veces demasiado prudentes a la hora de manifestarse sobre ciertas cosas".

Busquets apunta directamente a la población catalana con orígenes en otros lugares de España y que no está dispuesta a aceptar la república: "Hay mucha, toda esta gente que nos ha venido también de fuera y están agradecidos a Cataluña pero en un cierto momento, por nivel cultural, lo que sea, y por las televisiones que miran, la cabeza les funciona de una cierta manera que parece que...".

Violencia "comprensible"

Acto seguido aborda la cuestión de la violencia. Llega a manifestar que sería "comprensible", pero contraproducente: "Con paciencia, pero debemos ir a los principios generales, lo que no se puede es ir a la batalla y volver a las guerras carlistas del siglo XXI y claro, este es otro criterio. Estamos en un punto delicado porque, está claro, comenzamos a estar cansados, ¿no? Y en un cierto momento, cuando te pisan demasiado el callo, al final dices dejad de pisarme, porque basta, ¿no? Y porque ya llevamos once días de huelga de hambre pues escucha que no quiero que esta gente buena y honorable se haga más daño del que ya se está haciendo, que no se lo merecen. Y por tanto reaccionar violentamente, instintivamente, visceralmente, impulsivamente pues es comprensible, pero es el momento en el que nos debemos dar cuenta de que la fuerza del movimiento soberanista catalán no radica, en cierto momento, en tomar la razón de la fuerza como cogen desafortunadamente los del otro bando, sino en continuar creyendo en la fuerza de las razones".

Cura racista

En el digital de "Germinans" tachan al cura de racista y afirman: "Cinto Busquet no disimula. Ya no se trata de esa verborrea pomposa y meliflua, ahora el mensaje está claro: en Cataluña existen dos comunidades. La de los de aquí y la de los que vienen de fuera. Y a estos últimos, la cabeza les funciona de otra manera. Unos con un nivel cultural superior a los otros. Una comunidad normal y otra condicionada por aquel bache en el ADN, del que ya dejó constancia Quim Torra. Y un apunte religioso, pues nos habla un clérigo: una comunidad que tiene cabida en el pensamiento cristiano y otra que toma el nombre de Dios en vano y lo asemeja al de España".

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation