Menú
Hablemos de futuro

Innovar para enseñar: el reto de la Universidad española

La revolución digital llega también a la universidad, que afronta el reto de enseñar aprovechando al máximo las nuevas tecnologías.

0
La revolución digital llega también a la universidad, que afronta el reto de enseñar aprovechando al máximo las nuevas tecnologías.
La tecnología está cada vez más presente en la universidad | Pixabay/CC/nikolayhg

La digitalización ha cambiado el mundo tal y como lo entendíamos. Una transformación que ha afectado a todos los ámbitos de la sociedad: económicos, sociales, culturales y educativos. Las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) son una parte fundamental de estos cambios que se están produciendo en la sociedad actual, especialmente como recurso educativo. María de Rus Guerrero señala en su libro Metodologías activas y aprendizaje por descubrimiento. Las TIC y la educación (2014) que el uso de las TIC en la educación facilita un aprendizaje constructivista y significativo. De esta forma, el alumno es capaz de construir su saber mediante la unión de los conocimientos previos que ya posee y la adquisición de los nuevos conocimientos, los cuales aprende a través de la indagación y búsqueda de información gracias a las nuevas tecnologías.

La primera iniciativa institucional de incorporación de las Tecnologías de la Información y la Comunicación en el ámbito educativo en España se remonta al año 1985, cuando se puso en marcha el Proyecto Atenea. Este proyecto experimental tenía como objetivo la introducción racional y paulatina del ordenador y del vídeo en la educación primaria y secundaria, como señala el Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y de Formación del Profesorado (INTEF). Desde entonces hasta la actualidad, las administraciones educativas han desarrollado distintas iniciativas y proyectos para profundizar en esta innovación educativa en colegios e institutos. Sin embargo, ¿esta apuesta tecnológica se ha extrapolado al ámbito universitario?

Las TIC, un desafío y una oportunidad

Las universidades siempre han sabido reinventarse a lo largo de la historia, como se puede comprobar en la integración de las TIC en la educación superior. El informe anual UNIVERSITIC elaborado por la Sectorial de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de Crue Universidades Españolas, en el que han participado 49 universidades que representan al 84% del alumnado, recoge un análisis detallado de la situación actual de las Tecnologías de la Información y la Comunicación en las Universidades Españolas. Según este documento, las universidades proporcionan el 90% de los servicios de soporte TIC a la docencia incluidos en su catálogo. Además, prácticamente la totalidad de estas instituciones tienen implantados la docencia virtual, el soporte a aulas de informática de uso docente y la gestión de licencias de software para docencia. Una infraestructura TIC que tiene, como mínimo, conexión a internet para los estudiantes y proyector multimedia en las aulas.

Las universidades se encuentran inmersas en la innovación educativa, ya que ocho de cada diez están abordando la transformación digital del aprendizaje. La digitalización, considerada como un nuevo paradigma, desempeña un papel fundamental en el rediseño del ecosistema universitario, pero todavía hay que mejorar y aprovechar el potencial que ofrecen las nuevas tecnologías. Muchas instituciones universitarias aún mantienen las estructuras y las metodologías docentes del pasado, aunque utilicen las herramientas TIC. Para sacar el máximo provecho de la transformación digital se necesita una profunda revisión de todos sus procesos, desde los más administrativos hasta los meramente académicos. Además, también es necesario un cambio y reorientación en el modelo de organización hacia las necesidades de los estudiantes.

La implantación de las TIC es una realidad en casi la totalidad de las universidades españolas, pero hasta ahora han sido herramientas tácticas gestionadas verticalmente y planificadas de forma aislada por las instituciones. De esta forma, el reto de esta innovación educativa radica en integrar estos elementos en la planificación estratégica global de la universidad para que las TIC participen en los objetivos generales de la organización. Las TIC deben formar parte del núcleo de la transformación digital de las universidades, las cuales deben diseñar, disponer y ejecutar un plan de digitalización para evolucionar como organización y afrontar esta nueva realidad. Un proyecto que tiene que ser específico de cada institución, ya que tiene que estar basado en su propia visión y su estrategia para conseguir los objetivos planteados con la máxima eficiencia.

¿Qué implica la innovación educativa?

La innovación educativa en el ámbito universitario implica derribar barreras y transformar las estructuras actuales. Sólo a partir de ese momento, la educación superior sacará el máximo provecho de las TIC para hacer la enseñanza más flexible y fluida para que se adapte mejor a las diferentes necesidades de los estudiantes. Otro de los beneficios de la digitalización es la mejora en la planificación para los alumnos, que también dejará de ser un receptor pasivo para involucrarse en su proceso de aprendizaje. Todo ello favorece la comunicación entre los docentes y los estudiantes, especialmente gracias a los beneficios que ofrece un software de planificación, mejorando los resultados académicos y potenciando la experiencia del aprendizaje con las herramientas digitales. Unas nuevas tecnologías que también refuerzan la eficiencia de las instituciones públicas y privas, mejorando el proceso de gestión de la organización.

Las empresas se posicionan como importantes aliados de las universidades españoles en esta transformación digital. La innovación tecnológica constituye un factor decisivo para garantizar la competitividad en cualquier negocio en el mercado actual. De esta forma, muchas compañías se convierten en modelos a seguir por parte del ámbito educativo para alcanzar la innovación educativa. Uno de los casos más llamativos es el de Banco Santander, cuyo plan estratégico para los próximos años conlleva una inversión de más de 20.000 millones de euros para acelerar la transformación digital y tecnológica. Una apuesta por la digitalización que también se puede apreciar en su apoyo por la educación superior.

El compromiso de Banco Santander

Banco Santander tiene un firme compromiso con la educación superior. De hecho, el Informe Varkey/Unesco/Fortune 500 señala que la empresa presidida por Ana Botín es la que más invierte en apoyo a la educación en el mundo, ya que mantiene más de 1.200 acuerdo de colaboración con universidades, instituciones académicas y centros de investigación de 21 países. Santander también impulsa el desarrollo de la digitalización y las nuevas tecnologías de los procesos y servicios docentes, con acciones como el Premio Santander Innovación Docente aplicada a las TIC.

Asimismo, también cabe destacar que, a través de Universia, la entidad presidida por Ana Botín apuesta por acompañar y apoyar a las universidades en sus procesos de transformación digital. Una de sus iniciativas es MetaRed, un proyecto colaborativo en el que responsables de Tecnologías de la Información de universidades públicas y privadas de Iberoamérica comparten buenas prácticas, historias de éxito y novedades tecnológicas. MetaRed ya se ha asentado en Argentina, México, España, Perú, Brasil y Colombia.

La Cátedra Banco Santander de la Universidad de Zaragoza convoca anualmente este galardón, con el que se pretende reconocer las actuaciones y resultados destacados en el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación en la innovación docente durante el curso académico, tanto de forma individual o por equipos. De esta forma, Banco Santander contribuye a la mejora de la calidad de la docencia universitaria. Los profesores de la Universidad de Zaragoza que hayan desarrollado alguna experiencia de invocación y renovación metodológica en su docencia, siempre apoyándose en las TIC de una manera necesaria y continuada, pueden optar a este premio.

Descubre con nosotros más historias que impulsan el futuro.

En España

    0
    comentarios