Menú

La nueva estrategia del PP: airear las diferencias que enfrentan al PSOE y Podemos

En la formación de Casado creen que las "discrepancias" van a ir en aumento y van a intentar utilizar esta "debilidad".

0
En la formación de Casado creen que las "discrepancias" van a ir en aumento y van a intentar utilizar esta "debilidad".
Bancada del PP en el Hemiciclo. | David Mudarra

No ha pasado ni una semana desde que Pedro Sánchez se convirtiera en presidente, y en los primeros días de este nuevo Gobierno de coalición ya se han podido ver los primeros desacuerdos entre los socialistas y Podemos. En el partido morado no sentó nada bien que el líder del Ejecutivo les ocultara su intención de contar con una cuarta vicepresidencia en su equipo, lo que provocó un importante malestar entre los de Pablo Iglesias. "Se están tirando de los pelos y no llevan ni una semana", aseguran desde el Partido Popular.

En la formación de Pablo Casado creen que estas "discrepancias y desconfianzas" van a ir en aumento y por ello, desde el PP se va a intentar utilizar esta "debilidad" para mostrar las contradicciones de un Gobierno "que es el más radical y con los peores socios" que Pedro Sánchez podía haber elegido.

El reflejo de las contradicciones

Para ello, desde Génova van a plantear iniciativas con un doble objetivo. Primero, y como es habitual, para cumplir con los compromisos que los populares adquirieron en campaña dentro de su programa electoral.

Pero también van a elaborar un segundo tipo de iniciativas con las que tratarán de poner de manifiesto que en "una parte del Gobierno dice una cosa y la otra, la contraria" y para plantearlas esperan el apoyo de otros grupos como Cs o también, en alguna ocasión, Vox. En el PP se han propuesto así ser "el espejo" en el que se reflejen las contradicciones dentro de un Ejecutivo formado por socialistas y podemitas.

Todo ello a pesar de que desde el PSOE y Podemos han tratado de ponerse la venda antes de la herida pactando un "protocolo de coordinación y funcionamiento parlamentario" para la legislatura en el que se comprometen a "coordinar su trabajo" en el Congreso y "asegurar unas dinámicas de trabajo que garanticen la estabilidad del Gobierno".

Pero a pesar de esta "coordinación" pactada de forma preventiva entre las portavoces parlamentarias del PSOE y Podemos, Adriana Lastra e Irene Montero, en el PP creen que hay asuntos en los que podrán "poner en aprietos" a este nuevo Gobierno.

Esta misma semana, desde el Grupo Parlamentario Popular, en una acción conjunta con Ciudadanos, ya han presentado una petición de comparecencia en Pleno del Congreso del presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, para que explique "la posición del Gobierno español ante los acontecimientos acaecidos recientemente en la Asamblea Nacional de Venezuela", y diga "si respalda a Juan Guaidó" tras su pacto con Podemos.

Referéndum, política internacional...

En el PP también buscarán que Sánchez se pronuncie sobre la promesa que realizó durante uno de los debates de la campaña electoral en el que se comprometió a "incorporar en el Código Penal un delito para prohibir de una vez por todas la celebración de referéndums ilegales en Cataluña".

Desde la formación de Pablo Casado preguntarán al presidente del Gobierno qué opina de estas palabras que pronunció él mismo hace tan solo unas semanas tras haber negociado su investidura con los separatistas de ERC.

No son pocos los asuntos con los que podrían surgir nuevas discrepancias entre los "socios". Por ejemplo, la voluntad de Podemos de implantar nuevos impuestos como el de la banca o las diferencias de los dos partidos en el modelo que quieren imponer para RTVE. Sin contar con los temas de política económica e internacional que puedan ir surgiendo a lo largo de estos meses. Todos ellos los utilizará el PP para demostrar que el Gobierno de Sánchez "no es de fiar y no es bueno para el futuro político ni económico de España".

En España

    0
    comentarios

    Servicios