Menú

Las 3 opciones de Torra tras la negativa de la justicia a endurecer el confinamiento en Lérida y la comarca del Segrià

Según fuentes jurídicas consultadas por LD, puede realizar un confinamiento más selectivo, pedir estado de alarma o un decreto ley inconstitucional.

0
Según fuentes jurídicas consultadas por LD, puede realizar un confinamiento más selectivo, pedir estado de alarma o un decreto ley inconstitucional.
El presidente catalán Quim Torra | Twitter

El presidente de la Generalidad de Cataluña, Quim Torra, tiene 3 posibles opciones encima de la mesa después de que la justicia haya desestimado su decisión de endurecer el confinamiento en Lérida y los siete municipios de la comarca del Segrià, por el rebrote del coronavirus.

El Juzgado de Instrucción nº 1 de Lérida decidía no ratificar la orden de endurecer el confinamiento al considerar que "lo que se propone con la resolución que se presenta no es sino eludir la aplicación del estado de alarma parcial que precisamente prevé, en garantía de los derechos fundamentales, la Ley Orgánica de los estados de alarma, excepción y sitio".

En este sentido, la juez recalcaba que esta "es una competencia estatal y se ejerce, además, con la garantía de la intervención del Congreso de los Diputados" y apunta que, en todo caso el presidente catalán "podrá solicitar del Gobierno central la declaración de estado de alarma". Por su parte, Torra anunciaba que el gobierno regional se va a reunir de urgencia para elaborar un decreto ley que refuerce la decisión de la reclusión domiciliaria y facilite la adopción de tal medida en otras zonas de Cataluña.

Fuentes jurídicas consultadas por Libertad Digital apuntan que Torra tiene en el escenario actual 3 posibles opciones. La primera, "dar marcha atrás y volver a un confinamiento selectivo más afinado, al amparo de las competencias de la Generalidad que le otorgan la Ley de Protección Civil de Cataluña y la Ley de Medidas Urgentes de Sanidad Pública, que debe recibir el visto bueno de un juez. Identificando los focos y delimitando un perímetro de seguridad, sin privar el derecho al trabajo, el derecho a la Educación o al ocio a 200.000 personas".

La segunda opción "pasaría por admitir que la situación está fuera de control y pedir al Gobierno de España de Pedro Sánchez que decrete el estado de alarma parcial en la zona afectada, al no disponer de las competencias necesarias".

La última opción es la más polémica y política, y previsiblemente la que tomará Torra. "El presidente catalán presentará un decreto ley, cuyo contenido será posiblemente inconstitucional y que será invalidado por los tribunales. Mientras tanto, Torra acusará a los jueces españoles de no impedir el avance del coronavirus en los próximos días", añaden.

Las mismas fuentes apuntan que "la propia Cataluña y otras comunidades como el País Vasco ya han implementado en las últimas semanas medidas de confinamiento como Comunidades Autónomas tras la finalización del estado de alarma". Sin embargo, destacan que "el confinamiento solicitado por Torra y rechazado por la juez de Lérida es generalizado y no perimetral, sin localizar, ni delimitar los brotes de covid-19".

Póngase en contacto con nosotros en investigacion@libertaddigital.com

En España

    0
    comentarios

    Servicios