Menú

Las juventudes de Puigdemont renuevan el sueño separatista de un Ejército catalán

Proponen en su "manifiesto ideológico" la creación de unas Fuerzas Armadas en el marco de la OTAN y la UE.

0
Proponen en su "manifiesto ideológico" la creación de unas Fuerzas Armadas en el marco de la OTAN y la UE.
Carles Puigdemont. | David Zorrakino (Europa Press)

El independentismo "cívico, pacífico y festivo", tal como gusta de autodefinirse, tiene un componente militar que aflora cada dos por tres. Mientras la "Societat d'Estudis Militars" (extensión de la finiquitada sectorial de Defensa de la Assemblea Nacional Catalana) celebra las conferencias de su escuela de verano, las juventudes nacionalistas de Puigdmeont, han alumbrado un nuevo manifiesto en el que avalan la creación de un Ejército con el que "contribuir a la seguridad global en el marco de la OTAN y la defensa europea".
Los cachorros posconvergentes ya no son pacifistas ni antimilitaristas. Abogan por unas Fuerzas Armadas clásicas, un Ejército con todos sus pros y sus contras, aunque eluden la cuestión de si en la Cataluña independiente debería existir un servicio militar obligatorio o estar compuesto tal Ejército por soldados profesionales.

El proceso separatista ha ido indisolublemente unido a un florido debate sobre la defensa de una hipotética Cataluña soberana. La ANC propuso en 2014 la creación de una "Fuerza Naval" con ayuda extranjera. A tal efecto, la entidad elaboró un documento titulado "Dimensionamiento de las Fuerzas de Defensa de Cataluña I: la Fuerza Naval". En el papel se aseguraba que "como que no queremos hacer futuribles sobre las negociaciones sobre el material de Defensa que corresponde a Cataluña o sobre el personal de las Fuerzas Armadas españolas que se quiera integrar, este documento sólo contempla los bienes inmuebles del Ministerio de Defensa en el Principado. Se parte de cero en lo que respecta a material y personal".

También recomendaba la puesta en marcha inmediata de la "Academia Naval de Cataluña" para que personal e infraestructura estuvieran en activo en un plazo no superior a tres años.

La publicidad dada al "estudio" de la ANC se convirtió en un escándalo que acabó con la disolución de la sectorial de Defensa de la organización separatista que por entonces presidía Carme Forcadell. Sin embargo, eso no fue óbice para que no se siguieran diseñando unas Fuerzas Armadas catalanas.

Así, el Centre d'Estudis Estratégicos de Catalunya, dirigido por Miquel Sellarés (cofundador de Convergència, exdirector de Seguridad Ciudadana de la Generalidad —1983-84—, secretario de Comunicación con el tripartito —2003-04— e ideólogo de cabecera del nacionalismo en cuestiones de espionaje, seguridad, táctica y estrategia), nunca ha dejado de elaborar informes sobre la materia.

En una entrevista al hilo del papel de la ANC en el digital independentista Vilaweb, Sellarés afirmaba: "Debemos tener los pies en el suelo. Ahora mismo hablar de qué ejército tendremos (la entrevista es del pasado 19 de marzo) o cómo será puede ser precipitado (...) El día después de lo que tenga que pasar debemos tener gente que pueda controlar el espacio aéreo, el espacio marítimo, el terrestre y el cibernético. Son cosas que ya debemos tener preparadas, dispuestos para actuar".

En España

    0
    comentarios

    Servicios