Menú

Aragonès se baja un poco el sueldo para "dar ejemplo" y no le secunda ningún consejero

El presidente de la Generalidad "sólo" cobrará 130.250 euros, un 15% menos que Torra; los consejeros mantienen el salario de 115.000 euros.

El presidente de la Generalidad "sólo" cobrará 130.250 euros, un 15% menos que Torra; los consejeros mantienen el salario de 115.000 euros.
El presidente de la Generalidad, Pere Aragonès. | EFE

Alarde de demagogia del presidente de la Generalidad, Pere Aragonès, que ha anunciado a bombo y platillo una reducción del 15% en su sueldo. De este modo, Aragonès se embolsará 130.250 euros al año, muy por encima de los 85.000 euros que cobra el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, o los 105.000 que gana el presidente vasco, Íñigo Urkullu.

Lo primero que hizo Quim Torra nada más ser nombrado presidente de la Generalidad fue subirse el sueldo un 5%. Así, pasó a cobrar 146.926 euros. En su breve mandato se subiría la retribución dos veces más, hasta los 153.235,50 euros que cobraba al ser inhabilitado. Ahora gana 120.000 euros en calidad de expresidente a pesar de la sentencia por desobediencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) y se niega a pagar una multa de 8.000 euros a la Junta Electoral.

Aragonès ha decidido que su primer gran gesto sea todo lo contrario. Sin embargo, el recorte en un 15% le mantiene como el presidente autonómico mejor pagado, con 130.250 euros.

"Somos conscientes de las dificultades que pasa mucha gente y por eso hay que hacer un esfuerzo por parte de todo el mundo", declaró Aragonès ante los micrófonos de TV3 para justificar la medida. También dijo que en las crisis "los que están al frente deben dar ejemplo". El consejo, sin embargo, ha caído en saco roto en el seno del Govern, donde los consejeros seguirán cobrando algo más de 115.000 euros, un salario que está también muy por encima de otros cargos públicos como vicepresidentes y ministros del Gobierno, cuyos sueldos oscilan entre los ochenta y los setenta mil euros, o consejeros de Ejecutivo regional vasco, que se se embolsan más de 95.000 euros.

En plena pandemia, la entonces consejera de Presidencia y portavoz del Govern, la neoconvergente Meritxell Budó, aseguró que los consejeros y altos cargos no se bajaban el sueldo porque "se trata de no hacer recortes". También manifestó que proponer rebajas en los sueldos de los políticos era "populismo".

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador