Menú

Mónica Oltra se enroca, no dimite y culpa a la extrema derecha de su imputación

La vicepresidenta imputada por encubrir abusos sexuales de su exmarido a una menor presume de ser "ética y coherente".

La vicepresidenta imputada por encubrir abusos sexuales de su exmarido a una menor presume de ser "ética y coherente".
Mónica Oltra. | LDTV

Mónica Oltra no se va. Pese a haber sido imputada por encubrir a su ex marido en el caso del abuso de una menor a su cargo, la vicepresidenta de la Generalidad se enroca y dice que se trata de "una cuestión política" y culpa a la extrema derecha. "Es una cacería política de la extrema derecha", ha dicho. Y se aferra a que, según ella, en el auto se dice que "no hay prueba directa". "Es la frase que define el auto. Nos mantenemos en las mismas condiciones que este tiempo. Traducido significa que es imposible que 13 personas digan la verdad. Y todas están mintiendo para salvarme a mí. Yo insisto, ni las conozco, ni sé lo que piensa, ni lo que votan, ni si comparten el proyecto del Botànic. Sé que la verdad es la verdad".

En rueda de prensa tras el consejo de gobierno, la vicepresidenta y consejera de Igualdad ha descartado dimitir tras su imputación, recalcando que "es una postura ética, estética y política" y no una personal. "Soy coherente y lo seguiré siendo", ha aseverado sin que se le moviera un músculo de la cara.

La líder de Compromís aseguró que cuando se produjeron los abusos compartía "inmueble" pero "no convivencia" con su ex marido. Y que habló con su jefe de gabinete para decirle que había que aclarar lo que había pasado y "proteger a la menor". La chica fue llevada a declarar esposada.

Durante la rueda de prensa ha asegurado que no ha hablado de su imputación con el presidente de la Generalidad, Ximo Puig. Y se ha indignado cuando le han recordado sus exigencias a Francisco Camps cuando estaba en la oposición. "Si yo estuviera en su situación, dimitiría", le llegó a decir. "Cualquier comparación con el comportamiento corrupto del PP es odiosa", ha dicho muy digna.

Mónica Oltra, también coportavoz de Compromís, está imputada por la sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) y citada a declarar el próximo 6 de julio. El Juzgado de Instrucción 15 de Valencia remitió las actuaciones en abril al estimar que existían hechos presuntamente delictivos atribuidos a ella, ante su condición de aforada.

Oltra ha reiterado que es imposible que 13 personas digan lo mismo, en relación al resto de altos cargos imputados. Ha dicho que ella ha actuado con "total transparencia y lealtad parlamentaria" dando todas las explicaciones posibles, y que siempre ha desvinculado las imputaciones de las líneas éticas.

Para Oltra no hay caso, es una cacería de la extrema derecha y de ahí no se va a mover pase lo que pase. Esa gente "no puede ganar", ha dicho. ¿Que hay presión? Pues se aguanta", y se ha erigido en la defensora de "la democracia frente al fascismo", pese a que el caso nada tiene que ver con la democracia, sino con los abusos sexuales a menores.

Preguntada por si vale la pena enrocarse a nivel personal, Oltra ha dicho que es una cuestión política, no personal. "Cuando una tiene unas convicciones en la vida hay que saber aguantar las presiones". "Ningún proceso judicial cambia la realidad ni la verdad", dejando claro que no abandonará el sillón ni aunque sea procesada.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador