Menú

El CIS catalán vincula las preferencias políticas con el gusto por las setas

Cruza el recuerdo de voto con los hongos de preferencia. A los votantes de CiU les gustan todas y a los del PP, PSC e IC, sólo los níscalos.

0

El CIS catalán, que responde al nombre de "Centre d'Estudis d'Opinió", CEO, ha establecido una nueva categoría sociológica al cruzar los datos del recuerdo de voto y las preferencias micológicas de los catalanes en su último sondeo. El complejo estudio estadístico arroja sorprendentes conclusiones.

De tal manera, el CEO no sólo apunta al triunfo electoral de ERC, al descalabro del PP y al estancamiento de Ciudadanos, sino que advierte de una estrecha vinculación entre los votantes de ERC y la seta denominada fredolic, la tricholoma terreum, negrilla o capuchina, cuya recolección entraña el riesgo de confundir la terreum con la pardinum, más grande, sólida y venenosa. A los votantes de las CUP, en cambio, les gustan más las llenegas o higróforos, de textura pegajosa, por lo que también reciben el nombre de mocosas. El cruce de datos arroja que los votantes del PP, del PSC y los ecologistas sostenibles de Iniciativa prefieren la misma seta, el níscalo o rovelló, la popular lactarius sanguifluus, de muy variado uso en la cocina.

Por su parte, los de Ciudadanos apuestan sin duda por el cep, más conocido como hongo o boletus edulis. El detalle más significativo, según el sondeo y el periódico independentista Nació Digital, es que los convergentes aman a todas las setas por igual. La realidad es que, como los votantes de ERC, se decantan mayoritariamente por los rovellons, pero afirman conocer otras excelencias del reino fúngico, tales como las trompetas de la muerte, las colmenillas o el rebozuelo anaranjado que se encuentra bajo los zarzales, el cantharellus lutescens que nunca se agusana.

Tales muestras de sentimentalidad micológica son una de las características significativas de la catalanidad, junto a las sardanas, según dejó dicho para la posteridad Marta Ferrusola. Así, el buen catalán, sostenía la primera dama del catalanismo, es aquel que baila sardanas y sale a por setas los domingos.

La prueba se puede ver en la propia página de la Generalidad, en el capítulo segundo, punto sexto, intitulado "medio ambiente", y en el capítulo décimo, denominado "cruces por recuerdo de voto en el Parlamento de Cataluña", subapartado de "valores absolutos".

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia