Menú

El Doce de Octubre será una fiesta española en la plaza de Cataluña

Las organizaciones "unionistas" celebran este domingo y por tercer año consecutivo el 12-O en el centro de la capital catalana.

(Barcelona)
216
Las organizaciones "unionistas" celebran este domingo y por tercer año consecutivo el 12-O en el centro de la capital catalana.
La Plaza de Cataluña el 12 de octubre de 2013 | Efe

Sociedad Civil Catalana (SCC); Somatemps, de España y catalanes; Convivencia Cívica Catalana, Moviment 12-O son los nombres de algunas de las organizaciones que han convocado los dos actos principales del Doce de Octubre en Barcelona: una manifestación a las once y una concentración a las doce, la primera en Paseo de Gracia/Provenza y la segunda, en plaza de Cataluña.

La reacción frente al proceso separatista y el totalitarismo nacionalista tiene acentos diversos, tonos varios y dos citas compatibles. La manifestación del paseo de Gràcia acabará a pocos metros de la concentración que comienza una hora después en la plaza de Cataluña.

El lema de la primera es "España, la Nación de todos". El de la segunda, que organiza SCC, "La España de todos". Son matices debidos a que Sociedad Civil Catalana, la más reciente de estas entidades, es una fusión de miembros de las anteriores, personas cercanas a todos los partidos contrarios al proceso, desde el PSC a UPyD, de Ciudadanos al PP. Esa "transversalidad" conlleva cesiones al federalismo que Convivencia Cívica o Somatemps no comparten y que han impedido una convocatoria conjunta. En cualquier caso, es la tercera vez que miles de catalanes se dan cita en el centro de Barcelona para festejar su españolidad. En 2012, la Guardia Urbana de la capital catalana apuntó seis mil personas. El año pasado, treinta mil. La Delegación del Gobierno dio la cifra de 105.000. En esta ocasión, Sociedad Civil Catalana prevé aún más gente y ha llenado cien autocares procedentes de las cuatro provincias catalanas, afirma la organización.

Los no nacionalistas comienzan a alzar la voz y pese a que el referéndum del 9-N avanza hacia el colapso, las entidades cívicas contrarias a la ruptura de Cataluña y España, a las que el separatismo califica de "unionistas", han decidido mantener sus movilizaciones, animados, en parte, por el éxito en las redes sociales de sus iniciativas.

La censura informativa de la que son objeto por parte de los medios catalanes ha sido un acicate para las organizaciones de ambos actos, que cuentan con el apoyo de Ciudadanos, UPyD y el PP catalán. El PSC se ha desmarcado de las convocatorias, incluso de la de SCC. Miquel Iceta, el primer secretario de los socialistas catalanes, pretende mantener un equilibrio consistente en votar a favor de la ley de consultas y abjurar al tiempo del referéndum del 9-M. De ahí que, oficialmente, el PSC no participará en la concentración de plaza de Cataluña. Sí que estarán afiliados y cargos públicos socialistas y militantes y dirigentes del PP, Ciudadanos y UPyD, que se han comprometido a no utilizar los emblemas de sus partidos. Se pretende una demostración de dignidad ciudadana mientras el frente separatista camina, en apariencia, hacia el fracaso.

La Generalidad ha desistido de sus propios plazos, la grieta entre ERC y CiU es tan evidente como la que se abre ante Convergència y el partido de Duran, el referéndum es ya un quimera absoluta, todo parece a punto para la capitulación. A partir de ahí, caben dos posibilidades, que Artur Mas agote la legislatura con apoyos puntuales del PSC o que convoque autonómicas anticipadas a celebrar antes de las municipales de mayo del próximo año.

La ANC entra al trapo del "unionismo"

Todos los indicios pronostican la prolongación "sine die" del proceso separatista, de modo que la Assemblea Nacional Catalana (ANC) ya ha comenzado la operación post-9-N. El próximo domingo, 19 de octubre, ha elegido el mismo escenario que los que tilda de "unionistas" para una de sus exhibiciones coreográficas. Pretenden contrarrestar los actos de mañana y contraponer las imágenes de su plaza de Cataluña con la menor capacidad de convocatoria de los disidentes.

No obstante, el desequilibrio no sólo está en el número de manifestares. Mientras la llamada de la ANC ya ha sido recogida por los medios catalanes, lo de mañana permanece bajo una censura casi absoluta, al igual que los ataques a las sedes de Ciudadanos y PSC, el fracasado escarnio contra Alicia Sánchez-Camacho, las amenazas a la hija del presidente de SCC, Josep Ramón Bosch, o la conferencia del propio Bosch, Francesc Moreno y José Domingo, dirigentes de esa organización, en el Cercle Català de Madrid, un hecho inexistente para la totalidad de los medios catalanes.

Desde el pasado 11 de septiembre, todas las convocatorias separatistas han sido un fracaso. De ahí la elección del mismo escenario que el escogido por Sociedad Civil Catalana para siete días después. Pretenden probar que son más fuertes en la calle tras haber demostrado que disponen de más medios a su disposición. El fenómeno marginal de SCC ya influye en la ANC. Es la lectura positiva de fuentes de SCC tras constatar el bloqueo informativo al que son sometidos y su precariedad de medios.

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation