Menú

Las víctimas del vuelo de Germanwings, un motivo para la independencia según Carod-Rovira

Carod-Rovira, exlíder de ERC dice sobre la catástrofe aérea que "los catalanes, incluso para morirnos, necesitamos un estado".

(Barcelona)
371
Carod-Rovira, exlíder de ERC dice sobre la catástrofe aérea que "los catalanes, incluso para morirnos, necesitamos un estado".
Carod, en una imagen de archivo | Cordon Press

El portavoz de la Generalidad, Francesc Homs, ya ha asegurado que en la placa definitiva de las víctimas del vuelo entre Barcelona y Düsseldorf del pasado 24 de marzo incluirá el idioma catalán, tal como pedían los principales impulsores del proceso separatista. Sin embargo, las fuerzas vivas del independentismo no cesan ni en su cruzada lingüística ni en la explotación política de la tragedia.

Josep Lluís Carod-Rovira, el exlíder de ERC que negoció con ETA cuando era vicepresidente de la Generalidad, ha aportado su peculiar mirada al trágico hecho. En un artículo publicado en el periódico naciodigital.cat, Carod, considerado todo un referente intelectual en Cataluña, se lamenta no sólo del olvido del idioma sino también de la ausencia de banderas catalanas e incluso de que Artur Mas no dispusiera de un avión militar del ejército catalán para viajar al lugar.

Escribe Carod: "Leyendo la prensa, hay víctimas de muchos países: alemanes, franceses, españoles, británicos, argentinos, norteamericanos, mexicanos, japoneses, turcos, belgas, daneses... ¿Y catalanes? ¿No había catalanes entre las víctimas? ¿En un vuelo que va de la capital de Cataluña a un destino europeo no volaba nadie del país desde el que partió el avión?".

Él mismo se contesta: "Pues no. Desde el punto de vista político no. Porque el país en cuestión no existe. No es ningún estado. No sale en ningún mapa. Sus autoridades no llegan al lugar del siniestro con un avión de las fuerzas aéreas nacionales, sino como pasajeros invitados de otro ejército. Las banderas del país inexistente no ondean al viento (...) Y en el monumento que se alza en tierra occitana, la inscripción está escrita en francés, alemán, español e inglés, pero no en catalán. Porque no hay ningún estado de la Unión Europea que tenga esta lengua como oficial".

De todo lo cual, Carod concluye: "Nuestros muertos no existen, sólo están vivos en nuestro recuerdo. Ni existe su bandera, ni su lengua, ni su identidad nacional. Los catalanes, incluso para morirnos, necesitamos un estado para existir, para continuar vivos en la memoria de alguien".

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios