Menú

Cifuentes: "Mientras sea presidenta, no voy a subir los impuestos. Así de claro"

En esRadio, defiende que los militantes tengan la última palabra en el congreso del PP: “No soy la mala de la película".

0
Entrevista a Cristina Cifuentes Es la Mañana de Federico

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Cristina Cifuentes niega con rotundidad que, en este momento, aspire a presidir el PP a nivel nacional, pero avisa de que piensa dar batallas importantes. En el plano económico, defendiendo su política de impuestos bajos a pesar de las presiones de las comunidades del PSOE y la falta de apoyo de algunos barones territoriales de su formación. Y, en el ideológico, intentando conseguir que los militantes tengan la última palabra en los congresos. "No soy la mala de la película", afirmó este lunes en una entrevista en Es La Mañana de Federico.

"Mal no nos va" y "no voy a transigir", avisó la presidenta de la Comunidad sobre su política económica, ofreciendo su receta para evitar la subida de impuestos "Estamos garantizando el mantenimiento de los servicios públicos" pero "hemos reducido radicalmente la administración", razonó. Así, puso como ejemplo que "solo tenemos 7 consejerías y hemos bajado los altos cargos" mientras que en Andalucía "han aumentado tanto las consejerías como los cargos públicos". "No he recibido absolutamente ninguna presión de Montoro", desveló, sacando pecho de que cumple con los compromisos de estabilidad presupuestaria. Además, anunció que "no vamos a imponer una tasa turística" que "penalice a la gente que viene a disfrutar de nuestra gastronomía y museos".

Cifuentes fue muy crítica con Susana Díaz, que forzó el debate de la "armonización fiscal" en la conferencia de presidentes celebrada en el Senado. "No estaba en el orden del día" y "me pareció una cosa un poco desleal", admitió la líder regional, para quien el plan de Andalucía implica "subidas de impuestos también en Madrid". Un extremo al que dice no estar dispuesta: "Si hay armonización, que sea a la baja", exigió. "Mientras sea presidenta, no voy a subir los impuestos, así de claro".

Capítulo aparte dedicó a la gestión de Telemadrid. "¿Qué me preocupa? Que sea viable económicamente" y que "la vea la gente", subrayó Cifuentes. "Si no es viable económicamente, se tendrá que cerrar", llegó a afirmar en un momento de la entrevista. Federico Jiménez Losantos fue especialmente incisivo en este sentido. "No quiero que sea de derechas o de izquierdas, quiero que sea una televisión de servicio público", defendió Cifuentes. En este sentido, explicó que ha habido un cambio en la dirección, al frente de la cual está José Pablo López. Y se revolvió ante la acusación de que Podemos tenga el control del ente. "Hemos iniciado una etapa diferente", y recordó el papel de Ciudadanos en la nueva ley.

Otra de sus banderas seguirá siendo la democratización interna del PP. A pesar de las presiones, Cifuentes se reafirmó en que los militantes han de tener la última palabra en la elección de sus líderes, aunque evitó un choque directo con la cúpula nacional. "La propuesta de Génova avanza de manera considerable en este sentido" pero "vamos a intentar mejorarlo y vamos a ver si podemos lograr un acuerdo con la dirección", según su relato. "Para mí, lo importante de verdad son los afiliados, que aguantan cuando vienen duras. Estoy trabajando para que muchos militantes recuperen el orgullo de ser del PP", proclamó.

El congreso del PP de Madrid se celebrará del 17 al 19 de marzo, y Cifuentes volvió asegurar que todavía no ha decidido si presentará su candidatura, cosa que en Génova se da por descontado. De hecho, su candidatura cuenta con el aval de Mariano Rajoy, con el que mantiene una interlocución muy fluida. Además, tachó de muy minoritarias las críticas sobre la fecha del cónclave, que abandera Íñigo Henríquez de Luna, número dos de Esperanza Aguirre.

En clave interna, un oyente preguntó a bocajarro a Cifuentes si tiene intención de dar el salto a la política nacional. "No se me pasa por la imaginación", contestó. "Nosotros tenemos un candidato, al que apoya todo el partido. Eso es lo que he visto cuando he ido por las sedes y he hablado con los militantes", recalcó. Jiménez Losantos sacó entonces a colación la última andanada de José María Aznar. "Por fortuna, no somos una secta", replicó rápida la líder madrileña. Y se reafirmó: "La gente apoya a Rajoy y yo también. Yo estoy en otra historia, que es Madrid".

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Tienda LD