Menú

Santamaría comunica a Casado que deja la política

La exvicepresidenta se marcha. Así se lo ha comunicado a Casado en una breve reunión en Génova13. Alivio en buena parte del PP. 

0
Casado, con Teodoro García, antes de verse con Santamaría | Tarek.

Soraya Sáenz de Santamaría, la todopoderosa vicepresidenta del Gobierno en la era de Mariano Rajoy, deja la actividad política. Así se lo transmitió este lunes a Pablo Casado en un breve encuentro en la sede nacional del PP. "Es lo mejor tanto para la nueva dirección del partido como para mi familia y para mí", subrayó poco después en un comunicado sin siglas. Muchos en la formación esperaban que diera ese paso, más aún después de no acudir a la llamada de su jefe de filas la pasada semana. "Si es para sumar, que se quede. Pero en caso contrario, lo mejor es que se vaya", llegaron a deslizar desde la dirección nacional poco antes de confirmarse la noticia.

Su derrota en el Congreso Extraordinario del PP la dejó noqueada. Después del cónclave, Santamaría se vio con Casado para solicitarle el control de más del 40% de los órganos de dirección. El nuevo líder popular se negó y ella se fue de vacaciones. No hablaron durante todo el mes de agosto. Ya en septiembre, no se presentó a la reunión del Grupo Popular ni a la de la Junta Directiva, y estallaron los rumores. "Se va al Santander", se escuchó con insistencia en los círculos populares.

Públicamente, Casado le ofreció tanto una silla como vocal en el Comité Ejecutivo como la presidencia de una comisión en la Cámara Baja. En privado, algunos barones apuntaron a la idoneidad de que fuera candidata al Ayuntamiento o a la Comunidad de Madrid, aunque el presidente de la formación nunca llegó tan lejos en sus declaraciones a los medios. "La presidencia de una comisión es algo indigno", se revolvió un cargo próximo a la exvicepresidenta, que comunicó a Casado su deseo de verle.

La reunión de este lunes, sin cobertura de ningún tipo, duró alrededor de una hora y fue "cordial". Santamaría le comunicó que no cuente con ella y éste le despidió con frialdad a través de un mensaje en las redes sociales. Silencio de María Dolores de Cospedal, su histórica enemiga. "Es lo mejor", respiraron aliviados desde la cúpula. "Ha sido una experiencia impagable, en la que he intentando dar lo mejor de mí misma al PP y al servicio de todos los españoles. A ellos me he debido siempre en mi vocación política y he procurado con mi comportamiento y mi trabajo responder a su confianza", enfatizó Santamaría poco después por escrito.

Cuando su comunicado llegó a las redacciones, Javier Maroto –que desveló la celebración del encuentro– aún comparecía ante los medios de comunicación. Contrariado, el vicesecretario de organización aseguró que Casado le había recibido "de mil amores" y sacó pecho de integración recordando a aquellos barones que apoyaron a la exvicepresidenta, como Juan Manuel Moreno o Isabel Bonig, y que ya están confirmados como candidatos. "Ella misma se había dado cuenta de que ya no existía el sorayismo, que prácticamente todos sus apoyos se han acabado integrando", destacaron desde Génova.

Santamaría no se olvidó de recordar en su escrito que ella ganó en la primera vuelta de las primarias, cuando quienes votaron fueron los afiliados. Y reivindicó el legado de Rajoy, que intentó en privado que fuera ella la nueva presidenta del PP. "He tenido el honor de trabajar con el presidente Rajoy en una gran tarea política que culminó en un gobierno que supo sacar a nuestro país de la mayor crisis económica de su historia reciente y cuyo pulso no tembló a la hora de defender la unidad de España", enfatizó Santamaría, que evitó comparecer ante los medios.

Tras dejar su escaño como diputada por Madrid, su único vínculo con el partido es ya su carnet de militante. Fin del sorayismo, y también del marianismo. La pasada semana, quien supo que ya no formaba parte del nuevo PP fue Pedro Arriola, sociólogo de cabecera de Rajoy. En cuanto a Cospedal, su caso es diferente, toda vez se unió a Casado tras perder en la primera vuelta de las primarias. Ahora, sopesa si encabezar la candidatura a las elecciones europeas o dejar también ella la primera línea de la vida política tras quedar su eterna rival fuera de juego.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios