Menú
Los demócratas sucumben al "profundo, amplio y muy agresivo pánico" tras la actuación de su líder.

El momento en el que Biden perdió el debate: "Ni él sabe lo que ha dicho"

Los demócratas sucumben al "profundo, amplio y muy agresivo pánico" tras la actuación de su líder.

La dubitativa actuación del presidente estadounidense, Joe Biden, durante el debate presidencial, con sus numerosos errores y falta de fluidez fueron la tónica habitual de la noche. Al demócrata le costó hilar mensajes, dejó frases sin acabar y apareció dubitativo. Ronco por una gripe y con carraspeos por el reflujo gástrico (según su médico), Biden se esforzó por espantar el estigma de la edad y la falta de facultades que pesa sobre su imagen pública. Pero no lo consiguió.

Pero hubo un momento clave en el que Biden perdió el debate tras un preocupante lapsus. Fue ante la pregunta sobre cómo resolver la crisis migratoria. Biden volvió a perderse una vez más en su respuesta y terminó la frase diciendo: "La iniciativa total relativa a lo que vamos a hacer con más patrullas fronterizas y más 'asilumofers'". A lo que Trump respondió: "Realmente no sé lo que ha dicho al final de esto. Creo que ni él sabe lo que ha dicho".

"Pánico" entre los demócratas

Tras el debate, Biden defendió su actuación ante los medios: "Creo que lo hicimos bien". Sin embargo, varias fuentes demócratas citadas por medios estadounidenses hablan ya de "pánico" por la actuación titubeante del presidente estadounidense, que pone una gran presión sobre la campaña demócrata antes de la convención del partido.

"La reacción universal es cercana al pánico", "hay un profundo, amplio y muy agresivo pánico", indicaron, respectivamente, los analistas políticos Joy Reid y John King en base a fuentes dentro del Partido Demócrata.

Además fuentes demócratas consultadas por EFE expresaron una preocupación similar y consideraron que sería un error "hacer la vista gorda y negar la realidad". En opinión de esa fuente, Biden ha proyectado una imagen de falta de preparación, dejando entrever el peso de los años y mostrando dificultades para comunicar a los votantes los avances que ha vivido el país en los últimos años.

Incluso el periodista y biógrafo de Biden, Evan Osnos, ha dicho que se vio a "una persona disminuida", aunque también recordó que la narrativa de Biden siempre ha sido "si me golpean, me levanto". Y el que fuera secretario de Vivienda con Barack Obama y compañero de gabinete de Biden, Julián Castro, aseguró en la red social X que se vio a un mandatario "no preparado, perdido y sin la fuerza suficiente para pelear de manera efectiva con Trump, que ha mentido constantemente".

Por su parte, la vicepresidenta estadounidense, Kamala Harris, intentó quitar importancia a la actuación de Biden, aunque reconoció en una entrevista con CNN que hubo "un comienzo lento, pero un final fuerte".

Y mientras todos se cuestionan se Biden puede (o debe) presentarse para liderar a Estados Unidos cuatro años más, la postura oficial de los demócratas es que Biden presentó una "visión ganadora para el futuro de América, una en la que todos los estadounidenses tiene una oportunidad justa para conseguir el sueño americano", señaló Jen O'Malley Dilon, jefa de campaña de Biden.

Temas

0
comentarios