Menú

Madrid

Ayuso saca adelante la reforma de la ley de Telemadrid con la abstención de Vox

La ley limita el mandato del director general a cuatro años, por lo que el actual director, José Pablo López, queda automáticamente cesado.

Ayuso saca adelante la reforma de la ley de Telemadrid con la abstención de Vox
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, interviene en el pleno. | EFE

El Pleno de la Asamblea de Madrid ha aprobado este jueves la reforma de la Ley de Radio Televisión Madrid (RTVM) presentada por el Partido Popular y aprobada con los votos a favor de esta formación y a la abstención de Vox. La ley cambia el modelo de elección de su dirección y consejo de administración y permite el relevo de la actual cúpula de Telemadrid.

La modificación de la normativa, aprobada en lectura única y que ha contado con la oposición de todos los partidos de izquierda (Más Madrid, PSOE y Unidas Podemos), establece que el mandato del director general será de cuatro años, no renovables, contados desde su nombramiento.

Recoge que tres meses antes de que finalice el mandato del director general, el consejo de administración iniciará el procedimiento previsto en el Reglamento de la Asamblea para la elección de su sustituto, quien tomará posesión al día siguiente de la finalización del mandato del cesante.

Cese automático del director

Además, apunta a que si llegada la fecha de finalización del mandato del director general la Asamblea no hubiese podido completar efectivamente el procedimiento, el Gobierno nombrará un administrador provisional, con las mismas funciones y competencias que el director general, y que será sometido a ratificación por parte de la Asamblea. El actual director, José Pablo López, lleva en el cargo desde 2017 por lo que con la publicación de esta ley queda automáticamente cesado.

Asimismo, establece que los miembros del consejo de administración del ente público serán elegidos por la Asamblea de Madrid de entre los propuestos por los grupos parlamentarios. Las organizaciones profesionales y sociales dejarán de tener representación en el mismo.

Garantizar su futuro

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha defendido la reforma de la Ley de Radio Televisión Madrid (RTVM) este jueves en la Asamblea de Madrid, al considerar que "un servicio público sin público no es un servicio sino un negocio de cuatro" y remarcar que el ente público cuesta como dos Zendales por legislatura".

"Es mi misión como gestora garantizar el futuro, la audiencia y calidad de Onda Madrid y de Telemadrid y por eso reformamos una ley en el Legislativo", ha respondido a las críticas de la portavoz de Podemos, Carolina Alonso, sobre dicha reforma de la normativa, en el Pleno de la Cámara regional.

Para la presidenta madrileña, cuando gobierna Podemos lo hacen normalmente "como si estuvieran en una dictadura" y ha deslizado que puede ser porque "a lo mejor es porque Podemos y sus líderes han nacido en ellas y precisamente en sus platós de televisión". "Esta reforma se aprueba en un parlamento, algo que no ocurrió, por ejemplo, con el nombramiento de Rosa María Mateo, que ha sido declarado nulo por el Tribunal Constitucional porque llego por decretazo entre otras cuestiones a propuesta de su partido", ha espetado la dirigente madrileña.

Ayuso cree que desde la formación morada "controlan e intentar dirigir el BOE en contra de la oposición, de espaldas al Parlamento o como está ocurriendo ahora con una bochornosa Ley de Seguridad Nacional que pretende dar todos los poderes al Gobierno de la Nación sin tener que pasar por los propios gobiernos".

"Cuando ustedes gobiernan hunden RTVE, que la han llevado a mínimos históricos. ¿Se acuerda de las camisetas negras? Ya no hay nunca manifestaciones... ¡Qué casualidad! Cuando no, titula contra los adversarios políticos a través del ente público", ha lanzado.

En este sentido, también ha criticado que cuando Podemos no gobierna "lo que tienen que hacer es quemar las calles, ponerse detrás de las pancartas, rodear los congresos y deslegitimar al adversario, cuando no a partidos políticos que han sido elegidos por los ciudadanos en las urnas o insultar a los propios votantes de borrachos, racistas o xenófobos".

"Esa es la forma que tiene su partido de entender las instituciones y la democracia. La democracia nos ha traído una reforma legislativa donde tenemos los partidos políticos todo nuestro derecho de presentar reformas", ha dicho.

Ayuso ha incidido en que ella se ocupa de un ente público "que cuesta casi dos Zendales por legislatura" y por ello está obligada "a asegurar su viabilidad". Así, ha hecho hincapié en que se ocupa, entre otras cosas, del contrato-programa "cuando la Dirección de la propia cadena ni siquiera lo ha elaborado en plazo" y ha defendido que si no llega a ser por su Gobierno "los empleados se quedan sin cobrar sus nóminas". En este punto, ha recordado que han adelantado 10 millones de euros en febrero.

Asimismo, ha manifestado que han pasado seis años desde la aprobación de la última ley y ha defendido que las normativas se reforman en los parlamentos. "La actual no representa la voluntad de los ciudadanos en las urnas, que es una representación distinta en ese Consejo de Administración que ahora mismo no se ve", ha trasladado.

Temas

En España

    0
    comentarios