Menú

Los servicios secretos noruegos espiaron en marzo al asesino de Oslo

               

Libertad Digital
0

El autor confeso del doble atentado de Oslo, Anders Behring Breivik, estuvo el pasado marzo bajo vigilancia de los servicios secretos noruegos, el PST, por la compra de los productos químicos con los que, al parecer, fabricó la bomba que estalló en el complejo gubernamental de la capital.

La jefa del PST, Janne Kristiansen, confirmó a la cadena pública de televisión NRK que Behring Breivik levantó las sospechas de su departamento, tras haber realizado el pago de 120 coronas (unos 15 euros) a una empresa polaca, lo que hizo que ingresara en la lista.

La cantidad, sin embargo, no era suficiente como para pasar a una "vigilancia activa". Breivik es quien presuntamente colocó el pasado viernes una bomba de 500 kilos en el complejo gubernamental de Oslo, cuya explosión provocó la muerte de ocho personas. A este atentado con coche-bomba siguió la matanza en el campamento de verano de las juventudes socialdemócratas.

Según las investigaciones en curso, el sospechoso había comprado en los últimos meses seis toneladas de abono químico, que había acumulado en el granero de su granja biológica.

Medios polacos afirmaron hoy que la fiscalía de Wroclav (Polonia) detuvo el pasado domingo a un suministrador de productos químicos de esa ciudad en relación con el doble atentado. La fiscalía polaca desmintió posteriormente que hubiera efectuado una detención.

En el manifiesto de 1.500 páginas que Breivik colgó en internet poco antes de los atentados afirmaba que había adquirido productos químicos por internet para fabricar bombas. Breivik se ha declarado autor de los atentados que costaron la vida a 76 personas, pero en su comparecencia ante el juez afirmó que dos células cooperaron con él.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 10 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco