Menú

Zapatero, mirando a La Meca

Entre el oportunismo y el desconcierto diplomático. De pedir petrodólares a sacar pecho en Túnez, sin interlocutores ni objetivos definidos.

Libertad Digital
0

El presidente está de tour por el mundo árabe, rindiendo pleitesía a los jeques. Mantiene su visita a Túnez, a pesar de la dimisión de Ghanuchi.

El presidente que puso en marcha aquello de la Alianza de Civilizaciones, realiza desde ayer, domingo, una gira por tierras árabes: Qatar, Emiratos Árabes Unidos y Túnez.

Es en este país, pionero en las revueltas que están sacudiendo al mundo árabe, donde su visita ha generado más polémica. Y es que, según aseguraron a este periódico fuentes de Moncloa, Zapatero "considera oportuno saber de primera mano cómo se está produciendo el proceso de transición a la democracia". Según las citadas fuentes, "se trata de tomar el pulso".

El principal objetivo del presidente del Gobierno en el país tunecino era reunirse con su primer ministro, Mohamed Ghanuchi, con el que pretendía analizar la situación de las revueltas. Al término de dicho encuentro quería dar una rueda de prensa con él. Sin embargo, dos días antes del viaje de Zapatero Ghanuchi anunció su dimisión. Ahora mantiene el viaje sin agenda definida y en medio de la incertidumbre sobre el futuro político de Túnez.

Ganuchi y Arias Navarro

Ésta es la parte más puramente diplomática del tour del jefe del Ejecutivo que, no obstante, no contará con la ministra de Exteriores, Trinidad Jiménez. Y a pesar de esta dimisión, Zapatero ha decidido mantener el viaje.

Según ha explicado el propio presidente a los periodistas que le acompañan, al Gobierno español no le ha sorprendido la dimisión de Ganuchi ya que era una figura similar a Carlos Arias Navarro, presidente del gobierno español tras a la muerte de Franco y anterior al proceso de transición política. Para el ejecutivo español el nuevo primer ministro tunecino, Beyi Said Essebsi, durará en el proceso de transición de Túnez, país que celebrará elecciones previsiblemente antes de mediados de julio.

Y a menos de dos días de que aterrice en el país, dos miembros del gobierno tunecino anuncian su dimisión. Se trata de los ministros de Cooperación Internacional, Mohamed Nuri Yuini y del de Industria, Aziz Chlabi.

Las fuentes indicaron que no se espera que se produzcan más dimisiones en lo que queda del día. Tanto Yuini como Chlabi pertenecen a la Reagrupación Constitucional Democrática (RCD), el partido del depuesto presidente tunecino, Zine El Abdiín Ben Ali.

Por lo demás, Rodríguez Zapatero rinde pleitesía a los jeques a cambio de inversiones y acuerdos económicos. El eje de la visita del presidente del Gobierno a Qatar, Abu Dabi y Dubai es comercial y económico, ya que busca abrir mercado para las empresas españolas en el Golfo Pérsico y al mismo tiempo atraer inversiones de unos países prósperos gracias a la producción de petróleo y gas.

En rueda de prensa en Qatar, el jefe del Ejecutivo con el primer ministro de aquel país ha anunciado que éste invertirá 300 millones de euros para capitalizar cajas españolas, sin especificar cuáles.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 18 comentarios guardados

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco