Menú

Abascal renuncia a su acta en el Parlamento vasco

El presidente del PP le exigió que no tomase posesión del acta a cambio de nombrar delegado del Gobierno a Carlos Urquijo.

libertad digital
0
El presidente del PP le exigió que no tomase posesión del acta a cambio de nombrar delegado del Gobierno a Carlos Urquijo.
Abascal, con el documento de renuncia, en la puerta del Parlamento vasco.

La renuncia ya se ha hecho efectiva. El ex diputado vasco del PP y presidente de la Fundación para la Defensa de la Nación Española (DENAES), Santiago Abascal, renunció este viernes al escaño que le correspondía en el Parlamento vasco, después de que el abandono de su acta por parte de Carlos Urquijo, para ser nombrado delegado del Gobierno en el País Vasco, crease una vacante en la Cámara vasca.

Los trámites se han realizado esta mañana en el registro del Parlamento, donde Abascal ha registrado su renuncia por escrito a tomar posesión del acta. "Ha sido un día triste. Mi vocación es hacer política nacional desde el Parlamento vasco y me he visto obligado a apartarme, a dar un paso atrás, por disciplina de partido, entre comillas. No me voy sino deseando mucho éxito a quien me va a sustituir, Roberto Blanco, y firmeza y éxito al PP del País Vasco", ha dicho en declaraciones a Libertad Digital. "Seguiré con mi compromiso de defensa de una España unida y libre desde la Fundación para la Defensa de la Nación Española", ha añadido.

Este hecho se produce después de la polémica generada hace un par de semanas por las formas utilizadas por el presidente de los populares vascos. Y es que Antonio Basagoiti exigió a Abascal que renunciase por escrito al acta de diputado que le correspondía como condición indispensable para el nombramiento de Urquijo como delegado del Gobierno.

El motivo era la cercanía política del presidente de DENAES con la anterior presidenta del PP vasco, María San Gil. Un número importante de los miembros del grupo parlamentario, grandes protagonistas del cambio de rumbo político del partido, con políticas aperturistas hacía el PNV o con posturas tibias frente a la negociación de Zapatero con ETA, veía con recelo la llegada de un "sangilista" al Parlamento vasco, la primera línea de la política regional.

Este sector del partido apostaba por que el puesto de delegado del Gobierno recayese en Carlos Olazábal, que tras diecisiete años en las Juntas Generales de Vizcaya llegó el pasado mes de diciembre al Parlamento vasco, en sustitución de Leopoldo Barreda, que fue elegido para el Congreso de los Diputados en las pasadas elecciones del 20 de noviembre.

Olazábal había destacado durante la crisis que se vivió en el seno del PP vasco en 2008 por criticar duramente tanto a María San Gil como a Jaime Mayor Oreja. De la primera, dijo que había actuado con "deslealtad" al partido. Del segundo, que había sido el "inductor" de la supuesta deslealtad.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios
    Acceda a los 16 comentarios guardados

    Servicios