Menú

Cae el responsable de los explosivos, los coches y los documentos que utiliza ETA en sus atentados

Félix Ignacio Esparza Luri, alias "Navarro" y "Gaba", detenido en la localidad francesa de Dax, está considerado como el máximo responsable del aparato logístico de la banda ETA. La detención de Esparza Luri se produjo este viernes por la mañana en las afueras de dicha ciudad, en la zona de Las Landas, en una operación conjunta de la Gendarmería francesa y agentes de los servicios de información de la Guardia Civil. Este terrorista era fundamental en la ejecución de los atentados.

0
Félix Ignacio Esparza Luri, alias "Navarro" y "Gaba", detenido en la localidad francesa de Dax, está considerado como el máximo responsable del aparato logístico de la banda ETA. La detención de Esparza Luri se produjo este viernes por la mañana en las afueras de dicha ciudad, en la zona de Las Landas, en una operación conjunta de la Gendarmería francesa y agentes de los servicios de información de la Guardia Civil. Este terrorista era fundamental en la ejecución de los atentados.
L D (EFE) Félix Ignacio Esparza Luri está considerado el máximo responsable de la organización en muchas funciones fundamentales para la consecución de su actividad criminal. Entre sus responsabilidades se encontraban la del robo, confección y entrega de explosivos a los grupos "operativos" de ETA.
 
Este etarra, que se integró en el "Grupo Baratza" en 1981, también coordinaba el robo de los vehículos, a los que los terroristas doblan la matrícula y utilizan para el transporte de explosivos o para el suyo propio. Incluso de él dependían la falsificación de documentos y el paso de fronteras, enmarcado, según las fuentes consultadas por la agencia Europa Press.
 
El ministro del Interior, Ángel Acebes, explicó que el detenido portaba documentación falsa y un arma y destacó el nuevo golpe a ETA que supone este arresto, a la vez que subrayó el debilitamiento de la banda, que "retrocede" mientras el Estado de Derecho avanza.

Fuentes policiales galas indicaron que Esparza estaba con su hija de dos años y medio de edad en el momento de la detención en la localidad francesa de Saint-Paul-les-Dax, en Las Landas. La madre de la niña es la etarra Laurence Guimon, quien fue detenida en enero de 2003 en el suroeste de Francia.

Un gran golpe policial, a juzgar por su historial terrorista
 
De nuevo, los papeles incautados al ex jefe de los pistoleros de ETA Ibon Fernández Iradi "Susper", han hecho posible una detención relevante. En esos documentos se vinculaba a Esparza Luri, que figuraba como "Ana", con el aparato logístico de la organización, según señalaron a EFE fuentes de la lucha antiterrorista. Las fuentes precisaron que Esparza tenía toda la responsabilidad sobre explosivos, vehículos y paso de fronteras, actividades ligadas a la preparación de atentados.

El grupo etarra al que pertenecía Esparza fue responsable del robo de un vehículo utilizado posteriormente como coche-bomba contra una patrulla del Cuerpo Nacional de Policía en Pamplona y colocó otros dos, uno de ellos en el club de natación de Pamplona y otro contra miembros del a Policía que prestaban sus servicios en la central eléctrica del Club Naútico.

En el mes de marzo de 1982, y según el Ministerio del Interior, Esparza huyó de su domicilio, tras la detención de un compañero, regresando un año después a España como integrante del "grupo Vizcaya". En esa época se le atribuye su presunta participación, el 16 de mayo de 1983 en Bilbao, en el asesinato de los policías Julio Segarra Blanco y Pedro Barquero González, así como la esposa de éste María Dolores Ledo García.

También se le relaciona con el lanzamiento de un granada contra la comisaría del Cuerpo Nacional de Policía del barrio de San Ignacio de Bilbao y la colocación de un coche-bomba en la casa Cuartel de la Guardia Civil de Las Arenas (Vizcaya) en el que resultaron heridos dos agentes y una niña, siempre según las mismas fuentes. Se le atribuye en 1985 su participación en los asesinatos del inspector de policía Moisés Cosme Herrero Luengo y del Guardia Civil Eugenio Recio García, en Getxo y Santurce, respectivamente.

En 1987, participa según su historial en el secuestro del industrial Andrés Gutiérrez Blanco y en los asesinatos del subteniente de la Guardia Civil Cristóbal Martín Luengo y del agente de la policía Vicente Montoya Salazar. Después huyó a Francia y a varios países latinoamericanos, entre ellos Nicaragua, hasta que de nuevo en el país galo fue recuperado por la dirección de ETA para colaborar en labores de logística.

En España

    0
    comentarios

    Servicios