Menú

El sí quiero de Joaquín Leguina

A pesar de haber mantenido una de las posturas más críticas al proyecto de nuevo Estatuto de Cataluña dentro de las filas socialistas, Joaquín Leguina, no se ha movido un ápice de las consignas de su grupo parlamentario. Después de calificarlo como “marrón”, decir que lleva “una bomba dentro” o que "con 30 diputados socialistas que me acompañasen nos plantearíamos otras opciones" le ha dado el sí quiero en el Congreso de los Diputados.

0
A pesar de haber mantenido una de las posturas más críticas al proyecto de nuevo Estatuto de Cataluña dentro de las filas socialistas, Joaquín Leguina, no se ha movido un ápice de las consignas de su grupo parlamentario. Después de calificarlo como “marrón”, decir que lleva “una bomba dentro” o que "con 30 diputados socialistas que me acompañasen nos plantearíamos otras opciones" le ha dado el sí quiero en el Congreso de los Diputados.
(Libertad Digital)  El diputado socialista y ex presidente de la Comunidad de Madrid, Joaquín Leguina, ha sido en los últimos meses una de las voces más firmes dentro del PSOE en contra de la propuesta de Estatuto de Autonomía de Cataluña que se ha votado en el Congreso de los Diputados. Suyas han sido declaraciones tan contundentes como:
  • “A mí me preocupa todo: el Estatut y la postura del Presidente, pero es una preocupación política, no me pongo nervioso. Si íbamos a cambiar el Estatuto, lo mejor hubiera sido pactar los partidos políticos, intentar pactar con el PP, llegar a acuerdos con los nacionalistas e intentar también algún cambio en la Constitución, como cambiar el sistema electoral, porque es un disparate que cuando lo dos grandes partidos no sacan mayoría absoluta estén en manos de los nacionalistas”.

O tan provocativas como:

  • "Con 30 diputados socialistas que me acompañasen nos plantearíamos otras opciones".
Todas esas declaraciones se han ido con el viento cuando, pasadas las tres y media de la tarde de este jueves, Leguina era requerido nominalmente por la Mesa del Congreso para, a viva voz, dar su voto afirmativo o negativo a la propuesta estatutario abanderada por Zapatero, Montilla y Mas. Tras el sí quiero, sus propias calificativos al Estatuto, todos anteriores a la votación, le han dejado en evidencia.
 
A continuación se preproducen algunas declaraciones hechas por Leguina sobre la propuesta de Estatuto desde que fuese aprobado el texto en el Parlamento catalán.
  • “Creo que este Gobierno iba a, como dicen los castizos, de cine y de pronto nos encontramos con este marrón, que nosotros mismos y este plural es claramente mayestático, nos hemos formado".
  • "Lo que de verdad plantea es una concepción del Estado que, desde luego, no cabe en la Constitución, pero tampoco cabe en la cabeza de la inmensa mayoría de los españoles ni en la de cualquiera que no esté pensando en la secesión (los nacionalistas) o en la colonización del resto de España por parte de Cataluña (los catalanistas)". “Y eso lo han auspiciado, consentido y apoyado los representantes políticos de una buena parte de quienes emigraron a Cataluña desde el resto de España y que ahora votan al PSC".
  • “El debate acerca de cómo convertir el texto actual en constitucional es otro falso debate, un señuelo que pretende llevar el agua al terreno de los técnicos en constitucionalismo y despolitizar la discusión".
  • "Pero hoy, y más con el nuevo Estatuto, es el castellano el expulsado y su reducido al ámbito de lo privado, lo cual resulta, se pongan como se pongan los catalanistas y nacionalistas, igualmente intolerable, además de inconstitucional".
  • “Estoy en contra del nuevo estatuto catalán, y me tendrán que preguntar cuál es mi opinión sobre el tema".
  • “Menos mal que a mi pueblo no lo han tocado todavía".
  • "Un periodista conocido y muy apreciado y catalán, Josep Ramoneda, lo decía el otro día en un artículo, '¡esto da un repelús!'".
  • "Las palabras de Zapatero de que aceptaría lo que llegara de Cataluña fueron hechas antes de marzo de 2004. Fueron unas palabras dichas con buena fe. Lo que ocurre es que si yo le digo a usted 'pídame lo que usted quiera', no le estoy diciendo que abuse de mí. El presidente lo propició, pero no sabía que el Estatuto llevaba una bomba dentro".
  • “El Estatuto no cabe ni en la Constitución ni en cabeza humana que piense en un Estado democrático".
  • “El Estatuto deberá encajar en la Constitución y en el sentido común".
  • "¿Es que no había más problemas que resolver? No es de recibo que la izquierda piense lo mismo que Puyol, que hay que meter a los castellanoparlantes bajo la bota, que se metan en una vía en las que solo están a gusto los nacionalistas. ¿O es que en Cataluña no hay catalanes que no sean nacionalistas?".
  • "Una decepción respecto a las personas (especialmente en lo tocante a los líderes del PSC), y una decepción histórica (¿a dónde vamos por ese camino?)".

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot