Menú

Martín Soler, consejero de Griñán, denunció a otra empresa apoderada por Paula Chaves

El ahora Consejero de Innovación, Ciencia y Empresa de la Junta de Andalucía, Martín Soler, que ya fuera consejero con Manuel Chaves, fue precisamente quien denunció a otra empresa de la que Paula Chaves era también apoderada, Telvent, filial de la matriz Abengoa, por prácticas corruptas.

0
LD (Pedro de Tena) Fue hace  tres años. Martín Soler, entonces secretario general del PSOE de Almería, puso  a la familia Chaves a los pies de los caballos al denunciar durante un comité provincial del PSOE de Almería que Telvent,  era "la madre de todas las corrupciones". Claro que al parecer, él no lo sabía. El País dio la noticia de esta forma: "El PSOE denuncia una presunta trama de corrupción en el Ayuntamiento de Almería", pero no mencionó a Paula Chaves.

Soler circunscribió sus críticas al trato dispensado a dicha empresa por el Ayuntamiento de la capital almeriense, pero aquella salida de tono del consejero de Innovación obligó al entonces presidente de la Junta a salir al paso ante la opinión pública, en pleno estallido además del caso Climo Cubierta, protagonizado por los hermanos Antonio y Leonardo Chaves con el beneplácito del otro hermano, Manuel. «Mi familia hace una actividad honrada, honesta y legal; el único inconveniente que tienen Antonio José Chaves y Paula Chaves es que son el hermano y la hija del presidente», aseguró Chaves.

Según El País, el PSOE registró  en la sede de la Fiscalía Especial para la Represión de los Delitos Económicos relacionados con la Corrupción, en Madrid, una denuncia por una presunta trama de tráfico de influencias y fraude contra la Administración Pública en el Ayuntamiento de Almería. Los socialistas denunciaron la "utilización" por parte de un empresario local de sus relaciones personales con el alcalde, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador (PP), para que sus empresas fueran adjudicatarias "directa o indirectamente" de contratos.

El viceportavoz socialista Juan Carlos Pérez Navas, quien comentó la denuncia, se negó a identificar al empresario, aunque sí figura en la denuncia. Se trata de Luis Montoya, a quien el secretario general del PSOE en Almería, diputado y senador, Martín Soler, señaló en conferencia de prensa como "el hombre del alcalde".

La denuncia tramitada con número de registro 1.115, también informó al fiscal anticorrupción de la sentencia emitida por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de Almería que anula la concesión a la empresa Telvent, de la que era apoderada Paula Chaves, de la llamada Ciudad Digital por un importe de 27 millones de euros. El juez sentencia que el Ayuntamiento actuó de "mala fe" y con "desviación de poder" al considerar que "se obviaron los repartos de carácter jurídico que de forma clara y diáfana expuso el secretario del Ayuntamiento y, por el contrario, el Ayuntamiento inició el expediente de contratación por la vía de urgencia".

Los viceportavoces socialistas llevaron  también a la Fiscalía las palabras de Miguel Ríos Beltrán, gerente de la empresa Tesur quien, en conferencia de prensa, denunció que el Ayuntamiento de Almería ha contratado con Telvent la instalación de una red de comunicaciones para la Policía Local que ya había sido instalada previamente por Tesur.

Finalmente, la concesión de la Ciudad de la Justicia, un centro de servicios digitales ubicado en El Toyo (Almería), se adjudicó de forma válida a Telvent y así lo confirmó el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

Los acuerdos fueron impugnados en 2004 por dos concejales del PSOE, a quienes el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Almería les dio la razón en junio de 2006 y vio en la actuación del Ayuntamiento "desviación de poder" y "mala fe".Posteriormente, el alcalde de Almería, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador (PP), y el concejal de Urbanismo, Juan Megino (Gial), pidieron responsabilidades políticas por la "multitud" de improperios, injurias y calumnias sufridas en los últimos cuatro años. En ese sentido, exigieron la dimisión "por decencia" del que era consejero de Agricultura y Pesca, Martín Soler (entonces portavoz del grupo municipal socialista), y del todavía concejal Juan Carlos Pérez Navas.

Según el columnista de  La Razón, Pepe Fernández, Martín Soler, afectado por este asunto, persiguió al periódico que lo sacó, junto con el caso Climo Cubiertas, hasta que logró que cerrara. Lo cuenta así:
"Difícil, por no decir imposible la navegación de El Mundo de Almería con las administraciones del PP negándoles el pan y la sal y la Junta con promesas que nunca iban a cumplir. Y menos con un periódico con Pedro J en la cabecera. Todo ello ha conducido al proyecto a un inesperado cierre patronal con el despido masivo de sus trabajadores. Martín Soler ha vuelto a aplicar su astucia y, mientras daba a los promotores un aparente, -casi real- , calor y protección, les iba asfixiando lentamente, como hace una boa constrictor. Con la muerte de El Mundo de Almería, el político que provocó sin querer el nacimiento del Caso Chaves,(denunciando a uno de los editores como “el hombre del alcalde” en la operación Telvent) salda su deuda con el presidente de la Junta y su familia. De libro Martín, de libro. Tenía razón Joseba Murga, Martín Soler es el más listo y hábil de los políticos almerienses."

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios