Menú

Rubalcaba: "Es un golpe importante a ETA, pero no el definitivo"

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, afirmó este miércoles que la operación policial de Burdeos "es un golpe importante a ETA, pero no el definitivo". Así, informó de que los cuatro etarras, que fueron los que ordenaron la comisión de los últimos atentados, compartían un piso de 34 metros que estaban utilizando como "localización transitoria". En el registro, se encontraron cuatro armas cortas, documentación falsa, material informativo y algunos muestras de explosivos.

VÍDEOS: OPERACIÓN CONTRA ETA

Etarras detenidos en Burdeos
0
"
L D (Agencias) Rubalcaba se mostró seguro de que los cuatro etarras detenidos en Burdeos ordenaron los últimos asesinatos cometidos por la banda terrorista. "Si lo que me pregunta es si yo creo que los que han sido detenidos esta noche están detrás o incluso llegaron a ordenar los últimos asesinatos de la banda terrorista, le digo que creo que sí", señaló el ministro.

El titular de Interior, que insistió en que la operación policial es "de extrema relevancia", señaló, respecto de Francisco Javier López Peña, "Thierry", que "probablemente en el momento actual es una de las personas con más influencia en la banda terrorista, si no la que más". También dijo que la Guardia Civil "da importancia" a la detención en Andoain (Guipúzcoa) del ex alcalde de esta localidad, José Antonio Barandiaran, quien presuntamente mantuvo una reunión con los arrestados en Francia hace un par de días.

Tras asegurar que la operación sigue abierta, porque continuaban los registros en el piso de Burdeos –donde se encontraron cuatro armas cortas, documentación falsa, abundante material informático y pequeñas cantidades de explosivos "cuya finalidad está por comprobar"–, el ministro afirmó que las detenciones suponen que "estamos más cerca del fin (de ETA), pero esto no es el fin".

"Nunca ETA ha tenido tan claro como ahora que jamás va a conseguir ninguno de sus objetivos políticos a través de la violencia y la democracia nunca ha tenido tan claro que esto se acabará", manifestó Rubalcaba, que añadió que, lejos de bajar la guardia, las Fuerzas de Seguridad "redoblarán sus esfuerzos" tras este éxito.

El titular de Interior no facilitó ningún dato sobre la operación, más allá de revelar que los etarras "vivían hace algún tiempo" en el piso en el que se produjeron las detenciones, de sólo 34 metros cuadrados, y del que la Guardia Civil cree que se trataba "de una localización transitoria y no de un lugar de residencia permanente".

Tampoco ha querido confirmar si, como aseguró la ministra francesa del Interior, Michelle Alliot-Marie, los dos vehículos robados hallados durante la operación "sin duda estaban destinados a cometer atentados". "No sé si los utilizaban para algo más que para moverse, pero si ella lo ha dicho, seguro que es bueno", indicó Rubalcaba.

Por su parte, el ministerio francés de Exteriores se felicitó por la detención y consideró la operación como un duro golpe a la banda. Según un portavoz del Quai d'Orsay, Pascale Andréani, esta operación ha sido el resultado de una "cooperación ejemplar" reforzada durante la última cumbre franco-española celebrada en enero en París con la puesta en marcha de unidades permanentes de información y equipos conjuntos de investigación. "Indica la voluntad decidida de Francia de luchar junto a España contra toda forma de terrorismo", agregó la portavoz de Exteriores.
 
Vivían en el piso desde hace seis meses
 
Los cuatro terroristas de ETA vivían allí desde al menos seis meses, según aseguraron vecinos de la zona a medios locales galos. El piso se encuentra ubicado en un barrio popular donde reside una amplia comunidad española. "Era gente como usted y como yo, que parecían bastante discretos", aseguró un vecino, que dijo que estaban allí "desde hace aproximadamente seis meses". "Eran muy educados", aseguró el panadero de la calle. "No creo que hubieran hecho explotar una bomba aquí. Sólo eligieron un barrio popular e hispanohablante para estar tranquilos", prosiguió.
  
Dos nuevas detenciones
 
A primera hora de este miércoles, la Guardia Civil detuvo en la localidad guipuzcoana de Andoain al ex alcalde de Euskal Herritarrok (EH) de esta localidad, José Antonio Barandiaran Ezama, por, según han informado fuentes de la lucha antiterrorista, haberse reunido con los miembros de ETA detenidos en Francia dos días antes.

El arrestado fue alcalde de este municipio entre 1999 y 2003 y compartió gobierno con la detenida en Francia Ainhoa Ozaeta Mendikute, quien ocupaba el cargo de teniente de alcalde durante esa legislatura, en la que ETA mató en Andoain al columnista del diario El Mundo José Luis López de Lacalle y al jefe de la Guardia Municipal Joseba Pagazaurtundua
 
El registro de su vivienda, conocida como casa Aitzeta, ubicada en el barrio Sorabilla, en una zona boscosa situada en las afueras de Andoain, se inició pasadas las 13.00 horas y concluyó unos minutos antes de las 19.00 horas. Barandiaran permaneció dentro del domicilio mientras se efectúa este registro.
 
También fue detenido el ciudadano francés que había alquilado el piso a los cuatro etarras detenidos en Burdeos. Según apuntaron fuentes de la investigación, se trataría de un simpatizante francés de la organización terrorista ETA.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco