Menú
José García Domínguez

Pedro Solbes

La noticia del fallecimiento de Pedro Solbes me ha empujado a revisar sus pronunciamientos públicos a propósito de la burbuja inmobiliaria.

La noticia del fallecimiento de Pedro Solbes me ha empujado a revisar sus pronunciamientos públicos a propósito de la burbuja inmobiliaria.
Pedro Solbes | Efe

La noticia del fallecimiento de Pedro Solbes, exponente en vida de esa élite tecnocrática que puede regular la economía española indistintamente bajo gobiernos del PSOE o del PP, me ha empujado a revisar no aquel célebre debate televisivo suyo con Pizarro, sino sus pronunciamientos públicos a propósito de la burbuja inmobiliaria. Un cometido que le tocó realizar en su condición de máxima autoridad en el momento de la economía nacional.

Y, ya puestos, igual he ojeado de paso cuanto dijeron otros con posiciones de alta responsabilidad sobre la materia en el mismo periodo. Gentes como María Antonia Trujillo, ministra de la Vivienda en su día, que pontificó, muy relajada, en 2004: "Los que hablan de burbuja pecan de irresponsabilidad. Habrá un aterrizaje suave que no mermará el patrimonio de las familias españolas" (El País, 23/6/2004). Algo muy similar a lo que sostendría su sucesora, Carmen Chacón: "Nuestro sector inmobiliario es de los mejores del mundo. Vivimos un aterrizaje o ajuste suave" (El País, 24/10/2007). Y antes que ellas, Francisco Álvarez Cascos, titular de la cartera de Fomento en 2004, sentenció: "Se ha tratado de trasladar del mundo financiero al inmobiliario el concepto de burbuja, algo que se pincha cuando separe en las expectativas, pero las expectativas en el mercado inmobiliario español son sólidas y reales" (El Mundo, 23/10/2003).

Opinión de la que también participaba, por cierto, el banquero Emilio Botín, quien manifestó a su vez: "No hay burbuja, y en ese sentido el informe del Banco de España, que yo he leído a fondo, no ha sido bien interpretado" (EFE, 23/10/2003). Por su parte, Solbes, ya responsable de Economía con Zapatero, salió al paso de un informe oficial del FMI donde se intentaba alertar a la población española del altísimo riesgo de invertir sus ahorros en el sector inmobiliario. "Yo no comparto el análisis del Fondo", terció tajante. Para luego añadir: "La burbuja inmobiliaria ha empezado a corregirse y veo hoy menos riesgos que hace unos meses" (Mediterráneo, 4/10/2004). En fin, que la tierra le sea propicia.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro