Menú
Alonso Holguín

Arano

D. José Antonio Calderita Chaparro nació en Zarza la Mayor hace 73 años. Como agente de la Guardia Civil participó 35 años en la lucha contra el terrorismo.

D. José Antonio Calderita Chaparro nació en Zarza la Mayor hace 73 años. Como agente de la Guardia Civil participó 35 años en la lucha contra el terrorismo.
TEDAX | Archivo

Los martes, cada martes, miércoles a mucho tardar, Arano remite un documento a través del correo electrónico. El grupo es numeroso, peculiar, distintivo de otros muchos que pueda haber conocido. Sí, somos verdes; lo fuimos en activo, otros en reserva, otros en la situación administrativa de retiro. Guardias Civiles en definitiva, como el gran Arano.

Ilmo. Sr. D. José Antonio Calderita Chaparro nació en Zarza la Mayor (Cáceres) hace 73 años. Como agente de la Guardia Civil participó 35 años en la lucha contra el terrorismo. Terrorismo que mataba de diferentes formas y maneras, olvidando el derecho a la vida dentro de los "Derechos Humanos". Derechos que ahora abogan sus bastardos representantes en el Congreso de los Diputados.

Uno de sus destinos fue el TEDAX. ¿Qué es un TEDAX? Técnicos en Desactivación de Artefactos Explosivos acuden para intentar librar la vida a los ciudadanos. Puede parecer simple, sencillo, peculiar y valiente. Lo es, lo son. Su templanza ante un artefacto, que puede estallar en cualquier momento –incluido en los propios morros–, ha de estar muy por encima de la mayoría de criaturas. Y no sólo templanza –¡cojones!–, sino paciencia.

Paciencia para enfundarse un traje protector pesado, ahogante, claustrofóbico, cálido, agobiante y caminar a una zona donde un bastardo terrorista ha dejado un explosivo para matar gente. Conocimientos. No es fácil elegir entre cable rojo, azul, verde o amarillo, como si fuera una película. Ni olvidar a la familia, que dejan atrás –en casa–, para ir a salvar el pellejo de desconocidos con total arrogancia y olvidar de proteger mucho más el propio.

Afortunadamente los terroristas fallaron en una ocasión. Desconozco el motivo. Quizá la suerte, preparación; quizá la Virgen del Pilar, quizá San Fermín y su capotillo hicieron esquivar la muerte que bastardos etarras habían elegido para Arano. No siempre nos iban a joder la vida por completo. Arano salvó la suya. Se calculan cerca de 2500 intervenciones suyas en temas de explosivos. ¿Se imaginan?

Pasó a la situación administrativa de "retiro". "Se vive como Guardia Civil hasta la muerte. Después, cambias de destino", decía. Y es.

La familia siguió viviendo en Pamplona. De hecho, su esposa –fallecida hace pocos años– era de allí, muy de allí; tan de allí como todos sus apellidos. Porque un español vive en España donde le da la gana –¡y le sale de los güevos!– y no donde le permiten los etarras, ¡faltaría más!

Sus vacaciones –como algunos otros– coincidían con las fiestas de San Fermín. "Mucho follón se prepara por aquí", en alguna ocasión.

Arano, Don José Antonio, tan buena persona que, a la segunda llamada, tras presentarte y hablar, en cuanto localizaba tu nombre respondía alegre, "¡Hombre, chaval! ¿Qué tal por ahí?".

Y no fue a uno ni a dos ni veinte ni sesenta. Me consta que ayudó –y nos ayudó– mucho a muchos –y mucho tiempo–. Estudió la legislación más importante para nosotros, víctimas del terrorismo. De tal forma que era uno de los mayores especialistas en la materia, incluidos los propios legisladores. Intervino en la elaboración de varias leyes –se le pidió consejo y asesoramiento–. Arano no paraba de ayudar, salvo las correspondientes fiestas sanfermineras. A los pocos días de volver, se ponía al día enviando los boletines que faltaran. ¡Ah, el jodío se disculpaba! Arano es del club de los grandes.

De los grandes, porque su servicio –y valor– a los demás ha sido reconocido por España, Francia e Israel con numerosas condecoraciones. Por ejemplo, en 1986 se anotó en su hoja de servicio "Valor Acreditado", ya que acreditó en más de tres ocasiones servicios en desactivación de explosivos con grave riesgo para la vida propia y salvar otras. No, no es una anotación sin más ni numerosa en la Benemérita.

Grandes entre los grandes, le han abierto las puertas del cielo al lado de Nuestro Señor Jesucristo. Falleció el día 23 de septiembre de 2023. Grandes las víctimas del terrorismo que esperaban su llegada en la puerta del cielo, junto a San Pedro, para que descanse su alma rodeado de su esposa y antepasados más queridos.

Grande, inmensa tristeza al recibir la noticia aquí abajo. Le echaremos de menos mucho y mucho tiempo. Su huella es imborrable. Siento mucho no haber podido darte las gracias otra vez, y otra, y la siguiente, aferrando tu vida a la Tierra, donde tanto nos haces falta, querido y admirado amigo Arano, Don José Antonio.

Su familia e hijo han de saber que tienen una legión de personas repartidas por toda España que no dudaremos en responder ante cualquier petición de ayuda. Cualquier día, hora, momento, situación. Somos discípulos de Arano, Ilmo. Sr. D. José Antonio Calderita Chaparro.

Descanse en paz.

Temas

En España

    0
    comentarios