Menú
José García Domínguez

Descolonizar el cerebro de Urtasun

Nosotros, a diferencia de esos piratas genocidas anglosajones que tanto admiran los palurdos de la derecha y de la izquierda, no tuvimos jamás colonias.

Nosotros, a diferencia de esos piratas genocidas anglosajones que tanto admiran los palurdos de la derecha y de la izquierda, no tuvimos jamás colonias.
El portavoz de Sumar y ministro de Cultura, Ernest Urtasun. | EFE

El ministro Urtasun, un barcelonés de padres navarros subordinado intelectualmente al nacionalismo doméstico catalán, es uno de esos progres posmaterialistas que no han leído ni una sola página de Marx o de Engels, pero que sí se han empapado del pensamiento profundo de Judith Butler y de eruditos como Carod Rovira. De ahí que su prioridad ahora no pase por defender a los trabajadores manuales que están siendo despedidos en su propia ciudad a raíz de una clara persecución cultural, sino que consista en "descolonizar" los museos nacionales, organismos públicos a los que él, huelga decirlo, se refiere en todo momento como "estatales".

El ministro Urtasun, quien a diferencia de su predecesor en la cartera es una persona formada y con estudios, tendría que saber que el colonialismo fue un fenómeno propio de la Era Contemporánea y estrechamente asociado a la expansión decimonónica de las potencias industriales europeas que, por esa vía, ansiaban consumar el doble objetivo de garantizarse materias primas mediante el expolio y, al tiempo, obtener mercados cautivos para sus manufacturas. Cualquier estudioso de Eric Hobsbawm lo sabe. Pero Urtasun, como ya se ha apuntado, prefirió encomendarse al sabio magisterio de mentores como Pilar Rahola en sus celebradas homilías de TV3.

De ahí que lo único que requiera una descolonización urgente sea el maltrecho cerebro del señor ministro, no los museos nacionales. Y es que mal podría descolonizar sus museos nacionales nuestro país si España nunca tuvo colonias. Nosotros, a diferencia de esos piratas genocidas anglosajones que tanto admiran los palurdos de la derecha y de la izquierda, no tuvimos jamás colonias. Y no las tuvimos porque fuésemos mejores o más nobles que ellos, sino por la simple razón de que el Imperio Español resultó ser tan precapitalista como premoderno y, en consecuencia, se condujo durante toda su existencia de un modo ajeno a la lógica mercantil propia de los que le sucederían en el XIX. Los anglosajones exterminaban por sistema a los indígenas, los españoles se casaron y formaron familias con ellos. Eso, cualquier ciudadano medianamente culto lo sabe. Cualquiera menos el señor ministro, claro.

Temas

En España

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro