Menú
David Vinuesa

¿Qué ha dicho Morata ahora?

Pensando que se ha equivocado en su análisis, no entraré en el eterno juego de machacar a Morata.

Pensando que se ha equivocado en su análisis, no entraré en el eterno juego de machacar a Morata.
¿Qué ha dicho Morata ahora? | EFE

Hay muchos deportes nacionales en España, pero hay uno que se practica sin piedad y al que no voy a sumarme: machacar a Álvaro Morata. Llevo años escuchando auténticas barbaridades sobre el actual jugador del Atlético de Madrid que, casualidades o no, solo ha sido perdonado por sus errores cuando ha jugado en un equipo en concreto, el Real Madrid. La casualidad, supongo. A partir de su salida del conjunto blanco, palos en la Juventus, palos en el Chelsea, palos en el Atlético y palos, como no, con la selección española.

Es indudable que a mucha gente le sentó realmente mal que Álvaro dijese que quería buscar más minutos fuera del Bernabéu. Como si eso hubiese sido una traición enorme al corazón del Real Madrid. Como si Morata en vez de un jugador fuese una pareja que te ha traicionado a tales niveles que vas a estar despechado toda la vida. Y ahí siguen sus odiadores de élite. Porque los hay. Despechados. Siguiendo cada paso que da Morata para ver si pueden machacarle. Solo les falta hacerse cuentas falsas para cotillear su Instagram cual adolescente descontrolado al que no le hacen caso. Son tan ‘odiadores’ que se atreven a llamarle "fracasado" en la vida cuando ellos mismos están alejadísimos de poder ofrecer una estampa deportiva y familiar como la que Morata puede ofrecer cada día cuando llega a casa con su mujer y sus hijos o cuando mira en los equipos de élite en los que ha estado y está.

Despechos y acosos aparte, soy de los que ha defendido a Morata en muchas ocasiones. Jamás me he escondido. Cuando Álvaro se pone la camiseta del Atlético y de la selección española, él busca marcar y yo espero y deseo que marque. No soy de esos que prefieren el fallo para "tener razón". Sigo pensando que Morata es un delantero notable. Un ariete que soportando todo lo que este hombre ha tenido que soportar a su alrededor, suficiente hace con seguir jugando al fútbol y mantener una salud mental sana. Su familia, por supuesto, tiene que ver mucho con esto. Morata es un buen tío. Es una buena persona. Un buen profesional. Un delantero que marca goles, más que otros delanteros con mejor publicidad, y además ayudando a sus compañeros de vestuario. Sinceramente, no creo que se merezca una zancadilla diaria a su salud mental y eso es lo primero que quiero recalcar y dejar claro.

Ahora bien, respetando la figura de Morata, creo que sí puedo decir con todo respeto que en su última entrevista en El Larguero ha derrapado. Al menos esa es mi opinión. Puede que sea una diferencia a la hora de valorar rendimientos, por ejemplo, pero no puedo comprarle a Morata que "no se ha hecho un final de temporada tan malo". Álvaro, sí se ha hecho un final de temporada malo. En el Atlético de Madrid, como seguro que te dirían en Chelsea, Juventus y sobre todo Real Madrid, no se puede marcar 1 gol en dos meses y tres goles en toda la segunda vuelta. Ojo, ni siquiera te entro en ocasiones concretas como la de Dortmund. Entro en datos generales. Un gol en dos meses, no se sostiene en un equipo grande salvo que haya dos delanteros y mientras a uno le pasa eso, el otro funcione. No ha sido el caso. De hecho, por eso el Atlético está buscando delanteros.

Álvaro, el Atlético tiene que buscar delanteros. Es la realidad. Ojalá no fuera así. Porque estoy convencido de que si tú hubieras firmado una segunda vuelta parecida a lo que hiciste en la primera y además marcando goles vitales e importantes, el Atlético ahora estaría buscando un delantero para suplir a Memphis Depay, no para sentarte a ti o enseñarte la puerta. Pero no lo has hecho. Ojo, no voy a matarte por ello, sin embargo, sería tratarte como a un niño si no te dijese lo que pienso. El Atlético ha quedado cuarto y no ha ganado título alguno. ¡Cómo no van a buscar delanteros! Además, repito, Depay se ha ido. Como mínimo, hay que buscar un delantero. Como mínimo. Entonces... ¿Qué hay de malo en que busquen un delantero, Álvaro?

Tengo la sensación de que en este caso, Morata define todo a "o soy titular o me voy". No del Atlético sino de cualquier equipo. Bueno, lo puedo entender, pero con los números firmados en la segunda vuelta y algunos errores importantes, no se puede pedir una titularidad como en su día ostentaron los Forlán, Torres, Agüero, Falcao, Diego Costa o Luis Suárez. En el Atlético, no vale hacer tres goles en toda la segunda vuelta. Se ponga cualquier jugador como se ponga. Me da igual. No puede ser. De hecho, y no lo digo por Morata sino como mensaje general, el Atlético necesita delanteros que marquen 9 goles en 10 partidos y estén descontentos por no haber hecho pleno. O defensas descontentos por un gol en contra cuando van ganando 4-0. Así se sube la exigencia. Así se ganan cosas. Así debe ser un Atlético de Madrid grande.

No sé lo que pasará con Morata aunque sí tengo muy claro que espero que la reviente en la Eurocopa para beneficio de todos los españoles. A partir de ahí, si quiere seguir en el Atlético compitiendo con otro delantero, perfecto. Si no quiere, se respeta, se le abre la puerta y se continúa con el proyecto que, de verdad, tiene que ser reformulado. Eso es todo. Cualquier otra cosa sería aceptar que a un Atlético que no se merecen sus aficionados.

Temas

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso