Menú
Antonio José Chinchetru

GMail, el mejor marketing del mundo

0
A día de hoy, y por mucho que les duela a las Facuas y senadoras demócratas de turno, Google ha revolucionado el mercado del correo web. No sólo ha conseguido reanimar un sector anquilosado en el que hacía tiempo que no se ofrecía nada nuevo, también ha demostrado que la mejor campaña de marketing puede tener un coste ¡cero!
 
Cuando –a través de una cuenta de Blogger en desuso desde dos o tres meses antes, Google me ofreció una cuenta de Gmail–, activé mi nueva dirección de corro y comencé a repartir las escasas invitaciones que la compañía me "regaló" en aquel momento. Primero fueron a parar a algunos amigos y compañeros de Libertad Digital. Cuando dispuse de alguna más, las ofrecí en listas de correo donde sabía que había personas interesadas en obtener alguna. Lejos de terminarse, las invitaciones se multiplicaban. Así, acabé ofreciéndolas en mi bitácora, al igual que gran cantidad de autores de blogs de todo el mundo. El efecto ha sido fulminante. Mi fantástica cuenta de Gmail se ha visto saturada de peticiones (no tantas como para ocupar ni la décima parte del giga de capacidad). En menos de una semana he visto todo tipo de solicitudes y se me han agotado en varias ocasiones (Google repone de vez en cuando).
 
Como yo, gran cantidad de personas se han dedicado a ofrecer altruistamente cuentas de Gmail. Miles de personas de todo el mundo disponen de una gracias a un desconocido que se la regaló a cambio de nada. Otros no son tan generosos y han optado por sacar partido de sus invitaciones y las han puesto a la venta, algo que no ha gustado a los responsables de Google, que han prohibido este tipo de comercio.
 
Quienes comenzaron en esto de Internet con un motor de búsqueda que logró desbancar a gigantes como Yahoo! y MSN, han descubierto la fórmula ideal de marketing. Han hecho que los usuarios se encarguen de la publicidad y promoción del producto. Cualquier novedad proveniente de Google es recibida con atención. Si además gusta y hace sentirse importante ("puedo regalar a otros un bien muy preciado, voy a ser generoso"), pocos usuarios vencen la tentación de convertirse en publicistas y distribuidores voluntarios. El mejor marketing del mundo.

En Tecnociencia

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios