Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

RTVE, en blanco y negro

Lo que viene será igual o peor. La única diferencia, sospecho, es que los activistas profesionales van a blanquear la próxima etapa negra de RTVE.

0
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, concediendo una entrevista a TVE I EFE

Empleados de la empresa pública RTVE están haciendo unas protestas llamadas Viernes Negros. Hasta hace un par de semanas, uno de sus objetivos era que hubiera "un acuerdo de TODOS los partidos y lograr así una RTVE plural, imparcial e independiente". Acabo de transcribir lo que decía al respecto el Consejo de Informativos de la corporación, un órgano de participación de los profesionales de la información de la empresa, creado por ley de 2006 con la finalidad de "velar por su independencia y la objetividad y veracidad de los contenidos informativos". Aquel acuerdo de todos los partidos no se ha producido. Pero los que reclamaban el consenso con el negro luto han pasado, sin que lo hubiera, al blanco nirvana. Después de aprobada la propuesta de PSOE y Podemos y los partidos nacionalistas para la nueva cúpula de RTVE, el Consejo puso este mensaje en Twitter:

Que el partido con más representación parlamentaria y el partido que ha estado en cabeza de las encuestas de intención de voto en los últimos tiempos no estén en el tongo del control de RTVE no parece preocuparles mucho a los del luto, puesto que ya están de alivio. Se trata de que no se ausenten, pero si se ausentan, oye, peor para ellos. Aunque lo más llamativo es que baste tan poco para poner fin a una "etapa negra de manipulación y censura"como, supongo, ninguna otra. ¿Habrá sido más negra que cuando lo de Sopena? ¿Más negra que cuando María Antonia Iglesias? ¿Más negra que cuando Urdaci deletreó las siglas "CCOO"? Podríamos seguir, pero para qué. El negro ha sido el color de RTVE. De tal manera es en ella emblemático, que en aquella célebre huelga general contra Felipe González fue el negro en que se quedaron las pantallas de los televisores lo que señaló que la huelga había triunfado. Fue en diciembre de 1988 y, claro, entonces sólo existía TVE. Eso ha cambiado.

Hay cosas que no cambian. Como que las etapas negras acaben y empiecen según los partidos que toman o dejan el control. Claro que esta vez tiene más morbo, porque se anuncia el advenimiento de una televisión pública sin manipulación y censura después de la escandalosa manera en que se ha seleccionado a la nueva cúpula. Será que el Consejo pone toda su confianza en la transformación de esos recién nombrados de los que nadie hubiera dicho, a la luz de su labor periodística y tuitera, que eran modelos de imparcialidad, objetividad e independencia.

Bueno, yo no tengo ninguna confianza en esa transformación ni en el final de las etapas negras. Tampoco confío en la independencia, objetividad y veracidad del activismo periodístico, uno de cuyos tópicos más asentados es precisamente que la objetividad no existe. Pero mi desconfianza es aún mayor después de repasar un informe del Consejo de Informativos de RTVE sobre el primer trimestre del año en curso. Hay ahí una minuciosa reseña de malas prácticas, censura y manipulación. Pondré un par de ellas para dar una idea. Las dos denuncias son sobre el mismo asunto: Tabarnia. Estas son, tal cual:

16 enero. La plataforma "Tabarnia" contraria a la independencia de Cataluña se presenta en sociedad. El TD1 le da a su presidente tratamiento casi de jefe de la oposición. Entrecomilla el rótulo de "presidente en el exilio" en el sumario y le dedica además un directo y una pieza en el minuto 8.

6 febrero. Manipulación. El Canal 24 Horas rotula a Albert Boadella como PRESIDENTE DE TABARNIA, sin entrecomillado ni nada que alerte al espectador de que es un cargo, ficticio, informal y jocoso. El Consejo le trasladó las siguientes preguntas al director del C24H, Álvaro Zancajo.

– ¿Por qué motivo se dio por sentado en un rótulo la existencia de "Tabarnia" como realidad administrativa o regional constituida?

– ¿Considera que este rotulo [sic] aporta al espectador información fidedigna y contrastada de la realidad?

– ¿Cree apropiado que el canal de información que usted dirige dé un tratamiento de noticia seria a lo que no es más que un contenido del que se duda de su autenticidad como proyecto?

– ¿Por qué se dio en directo la rueda de prensa de Boadella para convocar una manifestación en nombre de una realidad administrativa inventada, el mismo tratamiento que se dio al secretario general del PSOE, al ministro de Fomento o a Inés Arrimadas ese mismo día en 24h?

El CdI no obtuvo respuesta a estas preguntas en lo que viene siendo una práctica habitual en este directivo.

Tengo una pregunta para ese Consejo de Informativos tan inquieto por que se dieran noticias sobre Tabarnia y Boadella en la televisión pública española, noticias que también dieron otras cadenas, los periódicos españoles y la prensa internacional. Lo que quisiera preguntar a ese guardián de las buenas prácticas periodísticas es si presentó alguna denuncia por la profusión de noticias sobre la ficticia República catalana proclamada en octubre de 2017. Porque ficticia era, además de ilegal e inconstitucional. Quizá esté en su informe del último trimestre del año, pero me da que no va a estar. No lo digo por decir. En octubre del año pasado, lo que preocupaba enormemente al Consejo de Informativos de RTVE era que se interviniera TV3.

Entonces, los tres Consejos de Informativos de la corporación firmaron un comunicado en el que pedían "coherencia a los partidos" que apoyaban la aplicación del 155, dada "la paradoja que supone querer intervenir TV3 para garantizar la transmisión de una información veraz, objetiva y equilibrada, respetuosa con el pluralismo político, cuando en RTVE no se está cumpliendo dicho mandato". Lo "consecuente", decían, "sería aplicar esa misma línea en todos los medios públicos, incluido el estatal". En suma, para el Consejo, lo que estaba haciendo una televisión al servicio de un golpe de Estado era exactamente lo mismo que hacía RTVE. Revestía, para ese órgano, la misma gravedad la manipulación habitual de partido en una televisión pública que la utilización de una televisión pública para promover un golpe a la legalidad democrática.

Estamos a punto de poner fin a una etapa negra de manipulación y censura, dicen los de este imparcial, independiente, objetivo y veraz Consejo. Perdón por la ironía. Lo que viene será igual o peor. La única diferencia, sospecho, es que los activistas profesionales van a blanquear la próxima etapa negra de RTVE.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios