Menú
GEES

La cuadratura del círculo

Que lo que interese a la ministra de la muerte de uno de los nuestros sea su condición de mujer deja bien a las claras por donde van las cosas con Chacon, qué le interesa y qué no.

GEES
0

No son sus armas de mujer las que han puesto en pie de guerra a más de 300 oficiales de la Escala Superior de la Armada. Ha sido la Ley de Carrera Militar, heredada de sus antecesores Bono y Alonso, la que está proporcionando un quebradero de cabeza a la ministra Chacón. Y lo que te rondaré morena. Los oficiales han impugnado la Ley vía contencioso-administrativo porque consideran que sus carreras militares están siendo perjudicadas. Los suboficiales de los Ejércitos, que también rechazan la Ley, no pueden iniciar esa vía judicial, aunque ganas no les faltan.

La Ley de Carrera Militar del PSOE no es la adecuada para nuestras Fuerzas Armadas: Desmoraliza a nuestros efectivos y les hace perder la ilusión y la confianza, como ellos mismos manifiestan. Se trata de una situación y un hecho sin precedentes que revela que esto sí que es dar la espalda a las Fuerzas Armadas, y no lo que hizo Aznar, como gritó desencajado Cuadrado preso de los nervios la semana pasada. El socialista debiera hacérselo mirar: tiene algo de patológico el ponerse así ante la sola mención del debate sobre la sustitución de los blindados y el Plan de Renovación del actual gobierno. Debate que es real en las Fuerzas Armadas, y que nosotros sólo hacemos público aportando nuestro punto de vista.

Y es que cuando Cuadrado y la ministra Chacón hablan de la plena profesionalización como el principal hito de nuestros ejércitos, debieran empezar por dar las gracias a los gobiernos de Aznar. También cuando alardean de la internacionalización de nuestras tropas, puesto que fue entonces cuando se integraron plenamente en la OTAN, introduciéndolas en la cadena de mandos y de las estructuras militares integradas. Fue durante el Gobierno popular cuando las asignaciones de defensa experimentaron un crecimiento superior a la inflación: En 1998 (+3,15%), 1999 (+3,43%) 2000 (+4,01%), 2001 (+4,50%), 2002 (+4,28%) y 2004 (+4,12%). Tendencia invertida a la baja después. Y fue en aquellos años cuando se puso en marcha una nueva vía de financiación a través del Ministerio de Industria y Energía que sirvió para el desarrollo de los grandes programas de armas. Gracias a Aznar, Chacón puede llenarse la boca hoy con el A-400, el Eurofigther o el S-80.

Mal que le pese al PSOE, las líneas maestras de política de Defensa de la anterior legislatura de Zapatero fueron erróneas, y la misma tesitura se mantiene en la actual. Chacón no solo no está dando a las Fuerzas Armadas lo que estas necesitan: las está utilizando, transformando cualquier acto en una vacía reivindicación feminista. Mientras tanto, se dedica a eludir una comparecencia en el Congreso para explicar las medidas que va a adoptar el Gobierno para garantizar la seguridad de la flota española que opera en el Índico o abre un "apasionante" debate entre el diábolo o el cilindro para las soldados, mientras su fuerza de paz pide reiteradamente medios y seguridad, y otros esperan ansiosos que explique como están las cosas en Afganistán. Nosotros se lo advertimos la pasada semana, pero aparte de la histeria de Cuadrado, la ministra sigue en las mismas: el pasado día 13 aprovechó la muerte de una soldado española en el exterior para hacer ideología feminista, pervirtiendo el sacrificio que nuestras tropas están realizando en el exterior y reduciéndolo a propaganda. Al acto no faltaron ni el niño de Chacón, ni Aído ni De la Vega, pero sí faltó el himno nacional. Que lo que interese a la ministra de la muerte de uno de los nuestros sea su condición de mujer deja bien a las claras por donde van las cosas con Chacon, qué le interesa y qué no.

Por nuestra parte, si un ministro de Defensa no cree en el papel del ejército como instrumento para defender los intereses de los españoles, sólo apaga fuegos cuando surgen, resulta incapaz de definir una política de Defensa y mientras tanto se dedica a otras cosas, creemos que hay que pedirle explicaciones. Por mucho que el PSOE se empeñe en defender lo indefendible, no se puede estar a una cosa y la otra al mismo tiempo. Es algo así como tratar de explicar la cuadratura del círculo. Eso sí, ganas no les faltan.

© GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios