Menú
GEES

Queen Carmen

España no debería aislarse de los esfuerzos que están haciendo otros países en Afganistán. Mucho menos exigir a los demás, como prevé Queen Carmen, cuando España sigue siendo uno de los eslabones más débiles de la presencia aliada en ese país.

GEES
0

Todos se preguntan si el general Petraeus –el arquitecto de la última estrategia estadounidense en Irak y próximo jefe del Comando Central de Estados Unidos– será capaz de enderezar la compleja situación de Afganistán. Este experto en contrainsurgencia se ganó merecidamente el apelativo de "King David" tras su brillante paso por Irak, por sus dotes de líder y de estratega. Ahora su gran reto es mejorar la situación en el país afgano, donde se esperan sus medidas con mucha expectación.

Pero puede que al Rey David le salga competencia: la ministra de Defensa, Carmen Chacón. Es lo que se deduce tras su intervención, el pasado 30 de septiembre, ante el Senado para explicar las líneas generales de la política de su departamento. Allí comunicó solemnemente su intención de pedir una revisión en profundidad de la estrategia de la operación ISAF en Afganistán durante la reunión ministerial de la OTAN que se celebra esta semana en Budapest.

Según sus propias palabras, Chacón tiene previsto pedir a sus colegas que incidan más en la progresiva transferencia de responsabilidades a las autoridades afganas para que se hagan cargo de la seguridad; les recordará la necesidad de acabar con las bajas civiles; y solicitará una mejor coordinación entre la ISAF y "Libertad Duradera". A la ministra le parecerá un gran descubrimiento, pero más bien llega tarde a estos planteamientos, que han sido ya repetidos hasta la saciedad durante los últimos dos años por los mandos estadounidenses y los de la Alianza Atlántica. Queen Carmen llega tarde, pero llega.

Chacón no sólo va a pedir algo que ya está en boca de todos los aliados desde hace tiempo, sino que en su excesivamente largo discurso ante el Senado se echó en falta un análisis menos simple. Faltaron todos los demás argumentos que explican porqué la situación a la que se enfrentan nuestras tropas en Afganistán es tan difícil y compleja. La ministra olvidó mencionar el incremento de la violencia en el país durante los últimos meses, así como su motivo; ni una palabra de la nueva ofensiva talibán que incluye un incremento de los atentados suicidas y de los ataques contra las líneas de suministro de las tropas extranjeras en un intento de aislar la capital afgana; nada de los señores de la guerra ni de la dependencia económica del opio que deja tras de sí una larga estela de corrupción; ni una mención al vecino Pakistán y a la frontera que separa ambos países; ni una alusión a la emboscada en la que murieron una decena de paracaidistas franceses en agosto; ni tampoco al reciente ataque a un contingente español en la provincia de Bagdhis; y nada de las elecciones presidenciales afganas que se celebrarán el año que viene.

Todo esto le parecerán nimiedades, pero esperemos que no se le olviden durante su reunión en Budapest. Si va a exigir una revisión de la estrategia aliada en Afganistán, más vale que muestre algo más de conocimiento sobre el tema. Sobre todo, sorprende que ella misma hablara a los senadores de una aproximación integral a la seguridad y la defensa, pero sea incapaz de aplicársela a si misma y a nuestras tropas en su visión de la actual situación de Afganistán.

Y es que España no debería aislarse –como está ocurriendo– de los esfuerzos que están haciendo otros países en Afganistán. Mucho menos exigir a los demás, como prevé Queen Carmen, cuando España sigue siendo uno de los eslabones más débiles de la presencia aliada en ese país. Estados Unidos ya está realizando una revisión de la estrategia militar en este país y tiene previsto que en enero lleguen 3.500 tropas adicionales. Y posiblemente dos brigadas más de combate a lo largo del próximo año. Francia, Alemania y Polonia también prevén incrementar sus efectivos en el país próximamente. Si la ministra quiere jugar ahora en primera división y aportar algo al debate con King David, deberá aportar algo más que unas cuantas palabras.

© GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios