Menú

Iglesia 22 de Julio de 2009

HONDURAS

El chavismo amenaza a la Iglesia

José Luis Restán
El depuesto presidente Mel Zelaya
Los profesionales del progresismo eclesial lo tenían en palmitas, quizás porque no le conocían bien. Ahora empiezan a dirigir su artillería contra el cardenal Oscar Rodríguez Maradiaga, ya que su libertad de pastor no se pliega ni al coro de lo políticamente correcto ni a los intereses ideológicos en curso. La prueba es el encono que el chavismo y sus satélites dispensan al purpurado salesiano, que ha visto con más lucidez que la mayoría lo que está en juego en el tapete iberoamericano.
CINE

Up, cada vez más alto

Juan Orellana
Up, de Pixar
Lo que ocurre con la factoría de animación Pixar, empresa actualmente cobijada bajo la marca Disney, tiene mucho que ver con el título de su última película en 3D, Up. Y es que esta productora de animación fundada hace años por John Lasseter no para de subir, de escalar cada vez más alto. Si muchos tacharon a Wall-E de obra maestra, por su estilo poético y visual, Up lo es por la hondura de su mirada y por su calado antropológico.
LIBERTAD RELIGIOSA

Deporte y religión no casan bien

Alfonso García Nuño
En Sudáfrica se cortó la sucesión de éxitos de la selección nacional de fútbol. La de U.S.A. fue más competitiva en semifinales, pero, en la final, ésta se encontró con la de Brasil que no solamente es mejor, sino que en aquella ocasión mostró ser aún más competitiva que la estadounidense. Una vez concluido el encuentro y con la victoria de su lado, los ganadores formaron, en el centro del terreno de juego, un círculo y, no conformes con esto, se abrazaron y unánimes rezaron a Dios en acción de gracias.
ACOSO SOCIALISTA

Carlos Dívar o el martirio de la coherencia

José Francisco Serrano Oceja
Poco ha tardado el diario El País en dibujar un círculo público en su portada y colocar en el titular el nombre del presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Dívar, por el sólo hecho de saber que es católico y que nunca ha escondido su fe. Ese señalamiento público no es precisamente la antesala de un premio ni de una condecoración. Carlos Dívar nunca ha escondido su fe.