Menú

"Nuestro destino es el mundo"

Van a ser las elecciones de la presión de siempre, hasta que Mas encuentre al Zapatero de turno que le dé la dictadura libre asociada.

Maite Nolla
15

Con esta frase aderezaba Mas una de las partes de su discurso. La destinada a hacer una tortilla sin romper los huevos. A romper con España sin romper con Europa. Y es que si a veces se dice que Mas parece un empleado de El Corte Inglés, esta vez ha estado más cerca de ser un comercial del Instituto Noos. Por lo defectuoso del producto que vende y por lo caro que nos va a costar. Y es que en la primera parte de la plomiza exposición sólo le faltó un powerpoint. No se sabía si hablaba de Cataluña o de Marina d'Or.

Según Mas, Cataluña es el tercer destino comercial más atractivo de Europa, después de Londres y París, y –destacó– por delante de Madrit. Y yo me pregunto: ¿por la libertad o por la seguridad jurídica? Y es que, volviendo a El Corte Inglés, que le recuerden lo fácil que le ha sido abrir centros en Cataluña. O a Decathlon. La referencia que tiene el comercio mundial es que Cataluña es ese lugar en el que las empresas de la ITV han pasado, en una década, de untar al padre a untar al hijo.

Después, orgulloso de su gestión, nos contó la bonita historia de que lo suyo ha sido un perfecto equilibrio para sobrevivir después de lo que le dejó Montilla, la deslealtad de España y el empeño en seguir haciendo nacionalismo. Absurdas dijo que eran las críticas a la "acción exterior" de la Generalitat. Algo que tienen todos los países serios, añadió. Efectivamente, pero es que Cataluña es una comunidad autónoma.

Mentira fue la referencia a la cura de adelgazamiento funcionarial. En plena época de supuesta limpia de interinos, la cuñada de Felip Puig, sin dejar de ser auxiliar administrativa, pasó a cobrar como un abogado del Estado. Y, lo que es peor, a ejercer como tal.

Resumiendo: antes de soltar la traca, lo que Mas ha querido vender al mundo que va a acoger al nuevo Estado es un informe de once folios, copiado de internet, y por el que pide 700.000 €.

Mañana se hablará de si alguien puede concretar eso de que ha llegado el momento de ejercer la autodeterminación. Y como lo mejor en estos casos es leer La Vanguardia, les recomiendo que le echen un ojo a lo que momentos antes del discurso de Mas, y bajo el título "Mas traza hoy la ruta a la soberanía", escribía Jordi Barbeta. Nos dice con toda rotundidad que la idea es "avanzar gradualmente hacia la estructura de Estado", "empezando por la soberanía fiscal", pero "sin fijar un calendario para ello", "para no verse encorsetado". "No enseñar las cartas". Ciertamente impresionante, aunque no signifique nada. Vaya, que después de las elecciones vamos a tener lo mismo que antes de ellas. Porque éstas no van a ser las elecciones del sí o del no a la independencia de Cataluña.

Van a ser las elecciones de la presión de siempre, hasta que Mas encuentre al Zapatero de turno que le dé la independencia fiscal, el federalismo asimétrico centrifugador o la dictadura libre asociada. 

En España

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco