Menú

A propósito de los bombardeos contra el Estado Islámico

Por muy bienvenidos que sean, la importancia de los ataques aéreos estadounidenses sobre Siria es más simbólica que otra cosa.

Max Boot
3

El otro día hubo tres noticias destacadas sobre Irak y Siria. La pregunta es: ¿cuál de ellas es la más importante?

Noticia número 1: la Armada y la Fuerza Aérea estadounidenses, con la colaboración de cinco aliados árabes (Bahréin, Jordania, Qatar, Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos), lanzaron una serie de ataques aéreos y de misiles crucero contra objetivos del Estado Islámico [anteriormente conocido como Estado Islámico de Irak y el Levante] en Raqa (Siria) y sus alrededores. Aparte de esto, Estados Unidos lanzó ataques aéreos contra el grupo Jorasán, otra organización terrorista de Siria, estrechamente vinculada con el Frente Al Nusra, de la que se dice que planeaba ataques contra objetivos occidentales.

Noticia número 2: el Estado Islámico ha continuado atacando la zona kurda situada en el centro-norte de Siria; ha matado a un gran numero de personas y obligado a más de 130.000 refugiados a cruzar la frontera turca.

Noticia número 3: en la provincia de Anbar (Irak), atacantes del Estado Islámico habrían matado a más de 300 soldados iraquíes tras una semana de asedio al campamento de Saqlawiya, donde habían quedado atrapados unos 800 soldados. Pocos combatientes suníes, por no decir ninguno, hicieron algo para evitar que otra gran formación del Ejército iraquí fuera aniquilada. El propio Ejército se mostró incapaz de hacer llegar suministros a sus tropas o de combatir de manera efectiva.

A juzgar por la cobertura recibida por estas noticias, la número uno es la más importante. Pero yo diría que, en realidad, la número dos y, sobre todo, la número tres son más significativas. Nadie duda de que Estados Unidos pueda lanzar ataques aéreos contra el Estado Islámico. La cuestión es si esos ataques resultarán efectivos y podrán debilitar y, en última instancia, destruir, a este grupo terrorista. La respuesta es: no hasta que no haya una fuerza terrestre efectiva capaz de aprovechar la alteración creada por las bombas norteamericanas. Hasta entonces el Estado Islámico se mantendrá a la ofensiva.

Sabemos, naturalmente, que tras tres años de descuido estadounidense, el Ejército Libre Sirio no está en posición de atacar el núcleo del territorio sirio controlado por el EI. También resulta descorazonador saber que, tras tres años de similar descuido norteamericano, el Ejército iraquí tampoco está en posición de suponer una amenaza real para el Estado Islámico. Lo mismo puede decirse de las tribus suníes, que actualmente carecen tanto de la voluntad como de los medios para combatir eficazmente contra el grupo terrorista. La peshmerga kurda (la otra fuerza de terceros con la que estamos contando) sólo está mejor comparativamente hablando; necesita más equipación y adiestramiento.

Lo que esto significa es que, por muy bienvenidos que sean, la importancia de los ataques aéreos estadounidenses sobre Siria es más simbólica que otra cosa. Su relevancia militar será, probablemente, escasa, hasta que Estados Unidos pueda hacer más por adiestrar y armar fuerzas capaces de llevar a cabo ataques terrestres contra militantes del Estado Islámico. Hasta ahora, seis semanas de ataques aéreos sobre Irak no han logrado expulsar al grupo terrorista de sus bastiones; no hay motivos para pensar que seis meses de ataques aéreos aislados sirvan de mucho más. Como han dicho los anteriores secretarios de Defensa Bob Gates y Leon Panetta, harán falta "botas estadounidenses sobre el terreno" para poder reforzar y entrenar a las posibles fuerzas anti-Estado Islámico. Pero como, hasta ahora, el presidente Obama está prohibiendo que tropas estadounidenses colaboren sobre el terreno con quienes combaten al EI, la actual estrategia tiene las mismas probabilidades de funcionar que "una bola de nieve en el infierno", por citar el sucinto resumen al respecto del general retirado Jim Conway, excomandante de los Marines.

En Internacional

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation