Menú

La moción de censura la ganó Bildu

Nos ganan la batalla, hunden la democracia y humillan a las víctimas del terrorismo.

0

Hace unos días eran muchos los que celebraban el noveno aniversario del “final de ETA”; pero ETA, lejos de acabar, ha mutado y está en las instituciones.

No son "herederos", ni "batasunos", ni "filoetarras". Es ETA. La ETA que puso una bomba en la casa cuartel de Zaragoza y asesinó a seis niños, la ETA que secuestró torturó y asesino con las manos atadas a la espalda a un concejal de 29 años y lo abandonó en el monte, la ETA que después de disparar dos veces en la cabeza al fiscal jefe de Andalucía llamó a su casa y preguntó a uno de sus hijos si su padre estaba muerto. Esa ETA.

Ahora, camuflados en las instituciones, juegan a la democracia con los mismos objetivos violentos de destrucción del orden establecido y creación de un clima de terror para intimidar a la ciudadanía.

Con casi medio centenar de terroristas huidos de la Justicia, por los que Dignidad y Justicia ha puesto recompensa económica, pretenden pasar página hacia un empate infinito, hacia el olvido. Debido al paso del tiempo, es posible que muchos de sus asesinatos ya no sean punibles, pero el dolor de las víctimas no prescribe.

Ahí estaban ellos, son cinco, pero estaban allí. Como un actor más, sin que nadie se diera cuenta de que son parte de un entramado que ha asesinado a 857 personas por pensar diferente, con ese poder del lenguaje político que permite crear realidades. Ahí está ETA, votando en una moción de censura. Da igual si del Hemiciclo han salido reforzados unos u otros: lo que sí es seguro es que nos ganan la batalla, hunden la democracia y humillan a las víctimas del terrorismo.

Cada vez que hable ETA en el Congreso, debería vaciarse el Hemiciclo; ese silencio es de las víctimas del terrorismo, que hay que representar. Nunca un partido democrático puede tener una coincidencia de intereses con Bildu, ese es el límite; antes de que eso suceda, no hay que sentarse a la mesa, por muy atractiva que sea la aritmética parlamentaria.

La moción de censura se ganó con los votos de ETA.


Víctor Valentín Cotobal, vicepresidente de Dignidad y Justicia.

En España

    0
    comentarios

    Servicios