Menú

El PAÍS QUIERE MÁS

El diario El País se ha congratulado de la ofensiva laicista del Ejecutivo socialista pero la considera insuficiente. Según asevera en su principal editorial, titulado "Laicidad equívoca", "sorprende que el camino escogido (por el Gobierno) sea la reforma de la Ley de Libertad Religiosa y no la revisión de los acuerdos con la Santa Sede de 1979". Además, acusa a Rodríguez Zapatero de transmitir una impresión "equívoca" y de permitir en la anterior legislatura una norma "siempre favorable" a la Iglesia Católica. Las reacciones, por su parte, se suceden ante este nuevo órdago contra la libertad religiosa.

Ley Orgánica de Libertad Religiosa (PDF)
0
El diario El País se ha congratulado de la ofensiva laicista del Ejecutivo socialista pero la considera insuficiente. Según asevera en su principal editorial, titulado "Laicidad equívoca", "sorprende que el camino escogido (por el Gobierno) sea la reforma de la Ley de Libertad Religiosa y no la revisión de los acuerdos con la Santa Sede de 1979". Además, acusa a Rodríguez Zapatero de transmitir una impresión "equívoca" y de permitir en la anterior legislatura una norma "siempre favorable" a la Iglesia Católica. Las reacciones, por su parte, se suceden ante este nuevo órdago contra la libertad religiosa.
(Libertad Digital) El diario El País sigue dando tumbos. Dos días después de que la vicepresidenta De la Vega anunciara la reforma de la Ley de Libertad Religiosa, el rotativo del grupo Prisa se posiciona. Lo considera positivo a la vez que insuficiente. Una "laicidad equívoca" que quedaría subsanada con la revisión de los acuerdos con la Santa Sede de 1979.
 
Dice El País que es "una buena noticia que, tras los vaivenes de la legislatura anterior, el Gobierno haya decidido desarrollar el mandato constitucional sobre las relaciones entre la Iglesia y el Estado". Pese a ello, le sorprende que "el camino escogido sea la reforma de la Ley de Libertad Religiosa y no, por el contrario, la revisión de los acuerdos" con la Iglesia.
 
Además, acusa al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero de ambigüedad ya que todavía no ha especificado "los aspectos que se propone reformar". Mientras lo hace, apostilla, la Iglesia Católica ha vivido "una situación de privilegio frente a las demás confesiones".
 
"Al manifestar su intención de reformar la ley pero omitir cualquier mención a los acuerdos de 1979, el Gobierno transmite una impresión equívoca", recalca. Por ello, "hasta que el Gobierno se pronuncie sobre el futuro de los acuerdos con la Santa Sede, no se podrá conocer lo lejos que se propone llegar en esta materia".

En Sociedad

    0
    comentarios

    Servicios