Menú

Subastan en Barcelona la moneda de oro española más cara de la historia

A finales de octubre se subastará en Barcelona la moneda más de oro española más cara de la historia, que tendrá un precio de salida de 800.000 euros. De hecho, el centén segoviano tiene la peculiaridad de ser la moneda de oro más grande acuñada en Europa (Volver)

rasfelni dijo el día 6 de Octubre de 2009 a las 22:03:16:

Yo tambien soy coleccionista, mas modesto, pero sé que mis monedas tienen un precio de compra y otro inferior de venta. Yo no adquiero monedas para venderlas, es un pasatiempo, me gusta coleccionar monedas. Algunas se revalorizan mucho en poco tiempo, y la mayoria no. Si tuviera el dinero de Abramovic la compraria por el gustazo de tenerla simplemente.

Comunita dijo el día 6 de Octubre de 2009 a las 20:56:28:

"CENTEN Segoviano, salveos Dios, que CHIQUITO del ático, no topo con vos". VALE YA!

mpab dijo el día 6 de Octubre de 2009 a las 19:05:49:

Mi suegra trabaja en joyería y me cuenta horrorizada cómo los joyeros a nivel mundial han creado nuevos cortes, despreciando el "corte antiguo" y haciendo que todas las joyas de la abuela que guardamos valgan una pequeña fracción de lo que costaron en su día.

jlh dijo el día 6 de Octubre de 2009 a las 17:53:21:

loboe,

no creas que ando poco ducho en este tipo de inversiones. Por eso recomiendo que nadie invierta en estas cosas. Y en cuadros tampoco, porque pasa exactamente lo que comentas. Y es extensible a todas las antigüedades, vinos de colección, etc.

Es decir, estoy totalmente de acuerdo contigo, y por eso pido a LD que hagan el experimento que comento, para que informen del tema, y nadie se gaste el dinero en estas cosas y luego se lleve una sorpresa cuando quiera recuperar su dinero (no digamos si lo que quiere es ganar).

A mí me gusta la numismática, pero con eso sólo ganan dinero los numismáticos. Para invertir está la bolsa.

AxLaVerd dijo el día 6 de Octubre de 2009 a las 16:23:10:

Que no se la dejen vender a Solbes que la vende a mitad de precio, como el resto del oro.

loboe dijo el día 6 de Octubre de 2009 a las 15:13:18:

jlh:

Comparto tu opinión, pero se ve de lejos que andas poco ducho en esto de las inversiones y que no has estado nunca en la feria. Allí, cuando llevas tu jumento para venderlo, el gitano solo le ve pegas, que si tiene el labio "güelfo", que si está cojo y medio ciego, Etc. En cambio, cuando quieres comprar uno, resulta que el burro sabe inglés y hasta escribir a máquina.

Bromas aparte, ese tipo de inversiones son para los profesionales que viven de ellas. Pasa lo mismo con los cuadros; si vas a un exposición y charlas un rato con el galerista, enseguida insinúa que el autor se está revalorizando mucho últimamente y tal. Mi consejo en estos casos es que solo compres el cuadro si te gusta para colgarlo en tu casa.

subumbra dijo el día 6 de Octubre de 2009 a las 14:02:31:

Es el primer centén que veo en venta en toda mi vida. Se trata de una moneda de cien escudos acuñada en el ingenio segoviano con maquinaria traída de Austria por Felipe II. Su ley era de 22 Qts. y su peso aproximado de unos 350 g. Se acuñaron poquísimas unidades en muy pocos años y jamás circularon como medio de pago. Prácticamente eran más condecoraciones o regalos reales que monedas.

El sistema monetario español en esa época era tri-metálico. La unidad aurea era el escudo, la moneda de plata era el real y la de cobre el maravedí. Si no recuerdo mal (cito de memoria) un escudo equivalía a 16,5 reales y un real a 38 maravedís.

El duro o peso equivalía a 8 reales de plata. El tostón a 4 y la peseta a 2. Tras la reforma de José Bonaparte la equivalencia era por un duro o peso de 20 reales de vellón. El tostón ya no se utilizaba y la peseta valía 4 reales.

Pero aunque era dominante el sistema monetario castellano no era el único. Así que el lío era bastante serio.

Un coleccionista que no tiene un centén.

jlh dijo el día 6 de Octubre de 2009 a las 13:52:47:

Propongo a los redactores de LD un pequeño, sencillo y barato reportaje de investigación que serviría para demostrar la mala inversión que es la numismática. Consistiría en comprar una moneda de 50 ó 100 euros en alguna numismática de la Plaza Mayor, y en ese mismo día intentar venderla en las demás numismáticas de la Plaza Mayor. Veríais como en cuestión de minutos la moneda se ha depreciado entre un 50 y un 90%, y ha pasado de ser una magnífica moneda a ser una moneda muy corriente y que no vale nada. Como veis, os costaría poco dinero, y poco tiempo (en un par de horas estaría terminado).

jlh dijo el día 6 de Octubre de 2009 a las 13:28:19:

Cuando uno compra monedas antiguas, se queda sorprendido al intentar venderlas de lo poco que le ofrecen los numismáticos que al venderlas le contaban lo rara y cara que era la moneda. También es sorprendente el magnífico estado de conservación que suelen tener las monedas raras. Estadísticamente es muy improbable que de una moneda existan pocos ejemplares, y estén muchos de ellos en un estado de conservación magnífico. Sin embargo, en la práctica, se da mucho ese caso. Curioso sin duda … y un poco sospechoso también, todo hay que decirlo.

« 1 »