Menú

Zapatero dedica al Papa diez minutos en un viaje de dos días a España

El Papa se ha despedido en el aeropuerto de El Prat asegurando que rezará para que "todos los pueblos de España" puedan "vivir como una sola familia". Poco antes de su histórica visita se produjo una breve conversación con Zapatero, que esperó hasta los instantes finales para encontrarse con el pontífice.

0

El breve encuentro entre Zapatero y el Papa fue "distendido y amable" según han explicado fuentes del Ejecutivo. El encuentro duró unos diez minutos y se produjo en el Aeropuerto de El Prat de Barcelona, poco antes de que tuviera lugar el acto oficial de despedida del Papa, con la presencia del secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Tarcisio Bertone.

Benedicto XVI trasladó a Rodríguez Zapatero su agradecimiento por el "gran esfuerzo" que ha hecho el Gobierno central para que la visita en Santiago de Compostela y Barcelona saliese bien. Por su parte, Zapatero transmitió al Papa la disposición del Gobierno central en colaborar para que laJornada Mundial de la Juventud (JMJ), que se hará en agosto de 2011 en Madrid, también sea un éxito.

En un comunicado, Moncloa también ha informado de que el Jefe del Ejecutivo comentó al Papa la relación fluida del Estado español con el Vaticano, fruto de lo que expresa la Constitución española como Estado aconfesional que reconoce el peso e la Iglesia Católica en España, "pero que garantiza la libertad de todos".

Zapatero también transmitió el trascendental momento en el orden internacional que se halla ahora el mundo y le ha señalado que de cara a la cumbre del G2-20, que se celebrará la próxima semana en Seúl, se debatirá la necesidad de regular el sistema financiero internacional para conseguir un equilibrio más justo, poniendo la prioridad en los países más pobres.

Discurso de el Papa

En su discurso, pronunciado antes de embarcar en dirección a Roma en el aeropuerto de El Prat, el Papa ha querido "abrazar a todos los españoles" y, aunque ha lamentado que en esta ocasión tan sólo haya visitado dos ciudades, ha recordado que el próximo año estará en Madrid para celebrar la Jornada Mundial de la Juventud.

Acompañado por los Reyes y otras autoridades civiles y religiosas, Benedicto XVI ha agradecido directamente a los Reyes de España el recibimiento dado a lo largo de estas dos jornadas.

"Agradezco vivamente a todos las continuas y delicadas atenciones que han tenido en estos días con el Papa, y que ponen de relieve el carácter hospitalario y acogedor de las gentes de estas tierras, tan cercanas a mi corazón", ha señalado Benedicto XVI en castellano.

El jefe de la Iglesia ha añadido que con su visita a Compostela he querido primero unirse "como un peregrino más" a todos los fieles que llegan a la tumba del apóstol y por otro recordar cómo el cristianismo llegó "a estas tierras" y enraizó "profundamente" en la idiosincransia de sus gentes.

En este sentido, ha remarcado que "preservar y fomentar ese rico patrimonio espiritual" no sólo refleja el amor de un país hacia su historia y su cultura, sino que es una vía "privilegiada" para transmitir a las jóvenes generaciones los valores necesarios para edificar un futuro de convivencia armónica y solidaria.

El Papa ha abogado porque aquella primigenia fe cristiana, que unía a los peregrinos europeos que viajaban hacia Santiago "más allá de las diferencias nacionales", alcance "nuevo vigor en este continente y se convierta en fuente de inspiración, que haga crecer la solidaridad y el servicio a todos".

El Rey exalta el Cristianismo

El Rey, por su parte, agradeció durante su discurso las "numerosas muestras de generosidad hacia España" del Papa, así como sus palabras "llenas de esperanza en que es posible un mundo mejor", y subrayó que la aportación del Cristianismo es "clave para entender la personalidad histórica" de este país.

En sus palabras dedicadas a Benedicto XVI durante la ceremonia oficial de despedida al Pontífice en el aeropuerto de El Prat, al término de su visita apostólica a España, Don Juan Carlos destacó la "amistad, cercanía y afecto" que el Papa ha "vuelto a expresar" estos días a los españoles, antes de añadir: "¡No sabéis cuánto os lo agradecemos!".

"Somos también muy sensibles a vuestras numerosas muestras de generosidad hacia España, una generosidad que también la Reina y yo mismo siempre hemos apreciado en Vuestra Santidad", dijo el Monarca, quien subrayó a continuación: "Nos alegra igualmente comprobar las expresiones de cariño, de gratitud y de respeto que habéis recibido por parte de miles de españoles".

Don Juan Carlos, que dio inicio a su discurso con unas palabras en catalán para agradecer "de todo corazón" al Papa su segunda visita pastoral a España, recalcó asimismo que, tanto en Santiago como en Barcelona, Benedicto XVI ha colmado a los ciudadanos "con palabras de paz y solidaridad, de fraternidad y espiritualidad, llenas de esperanza en que es posible un mundo mejor".

"Han sido dos jornadas especialmente gratas y llenas de emociones, de indudable significado para la Iglesia católica y para España", ha insistido el Rey, que ha deseado al Papa un "muy feliz regreso a Roma" y le recordó que le esperan "con especial ilusión" en Madrid en agosto del próximo año, con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud.

"Santiago de Compostela y Barcelona no olvidarán vuestra visita", dijo el Monarca, quien destacó la importancia de la Catedral compostelana como "ansiada meta de un Camino europeo cada vez más universal" y ha agradecido al Pontífice su visita a Cataluña para celebrar, "al calor de una multitud de fieles", la dedicación de la Sagrada Familia, "uno de los tesoros arquitectónicos" barceloneses más admirados en el mundo, "obra del genial Gaudí".

Breve encuentro con Zapatero

El Papa llegó al aeropuerto de El Prat procedente del barrio del Guinardó de Barcelona, donde tuvo lugar uno de los actos más emotivos de su visita durante el encuentro que ha mantenido con las familias en la obra benéfico-social del Niño Dios.

Mientras aguardaba la llegada del Papa al aeropuerto, Rodríguez Zapatero tuvo oportunidad de conversar unos minutos con los Reyes y con el presidente de la Generalidad, José Montilla.

Tras este encuentro privado, dio comienzo en el aeródromo barcelonés la ceremonia de despedida oficial del Papa. El Pontífice mantuvo ya un encuentro de doce minutos con Don Juan Carlos y Doña Sofía en la sala del Museo de la Sagrada Familia, antes de oficiar la misa solemne de dedicación a Dios del templo, a la que asistieron los Reyes y el presidente del Congreso, José Bono, y en la que el Gobierno estuvo representado por el ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui.

En Sociedad

    0
    comentarios
    Acceda a los 27 comentarios guardados

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia